23 de enero de 2018
23.01.2018

Dos personas pierden la vida ahogadas en Puerto de la Cruz y Gran Canaria

El octogenario fallecido en la ciudad turística se bañaba en la piscina del hotel donde se alojaba

23.01.2018 | 02:44

Dos personas perdieron ayer la vida ahogas en Puerto de la Cruz y la capital grancanaria.

La primera de las víctimas falleció en la piscina del hotel Teidemar, en la urbanización La Paz, de la ciudad turística. Se trata de un varón de 81 años, de origen alemán, identificado como W. T. H.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 17:13 horas, en el citado hotel sito en la calle Aceviño. A esa hora el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibía una alerta en la que comunicaba que una persona había sido rescatada del agua en la piscina de un hotel y personal de la instalación le estaba realizando maniobras de reanimación, así como un policía local. El personal del SUC y un médico del Punto de Atención Continuada (PAC) , que se desplazaron en su coche particular, al estar la ambulancia atendiendo a otro fallecido en Las Llanadas, LosRealejos, constataron que el afectado permanecía en parada cardiorrespiratoria y le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento.

La Policía Nacional se encargó de instruir las diligencias correspondientes.

Finalmente, el Grupo de Policía Judicial del CNP de la Comisaría portuense se hizo cargo del atestado al tiempo que ponían los hechos en conocimiento del Juzgado de Guardia de Puerto de la Cruz.

Por otra parte, el segundo de los ahogados fue identificado como P. S. S., un joven de 17 años y vecino del Valle de Jinámar que falleció ahogado en la playa teldense conocida como Media Luna. El muchacho fue arrastrado por la corriente y sufrió un calambre, lo que hizo que no pudiera salir del agua como sí ocurrió con un amigo suyo, de la misma edad y natural de la misma localidad, que pudo salvar la vida. Su cuerpo fue encontrado por los miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil a unos 150 metros de la costa y a 4 metros de profundidad.

Un taxista que se encontraba en la zona fue quien dio la voz de alarma sobre las 12:17 horas, cuando llamó al Cecoes 112, e indicaba que dos personas se encontraban en apuros en la zona de las playas Media Luna y La Restinga. Ambos habían decidido darse un baño en este lugar, pero la corriente les arrastró y, según indicó el superviviente que salió por su propio pie, uno de ellos sufrió calambres por lo que quedó atrapado en el mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine