22 de enero de 2018
22.01.2018

El presunto asesino de Jennifer tenía una herida grave que no se debió al accidente

La Policía investiga varias hipótesis: que la herida en el abdomen se la causó ella durante el enfrentamiento o que fue él mismo

22.01.2018 | 01:46

El caso de violencia machista ocurrido el viernes por la noche en el barrio de Las Llanadas, en Los Realejos, no está ni mucho menos cerrado. Según fuentes de la investigación consultadas por la opinión de tenerife, la Policía Nacional mantiene varias líneas de investigación, algunas no coincidentes con la primera versión de los hechos. Por ejemplo, que el suceso se pudo deber a un problema en el reparto de propiedades en las negociaciones del divorcio que mantenía el matrimonio, de tal manera que ella podría estar intentando apropiarse de las propiedades de él, que estaría en manos de psicólogos.

Lo que ha descartado la Policía es que la grave herida en el abdomen que presentaba Esteban H. D., el tinerfeño de 67 años acusado de la muerte de su esposa, Jennifer H. S., venezolana de 46 años, se produjese como consecuencia del accidente de circulación que tuvo el hombre en la autopista del Norte, a la altura de Santa Úrsula, cuando huía al volante de su vehículo de la Guardia Civil. Esta herida en el abdomen le produjo la salida del paquete intestinal, tal y como comprobaron los enfermeros cuando sacaron al tinerfeño del vehículo en estado muy grave. Según estas fuentes, esta herida se debió a un corte con un cuchillo. Lo que no se sabe, hasta que no declare Esteban H. D., es si se lo produjo su mujer en la pelea en la que degeneró la discusión y la posterior muerte de ella o se lo provocó él a sí mismo pensando en una posible defensa o para suicidarse.

Otra cosa que está confirmada es que él tenía varias puñalas, no solo esta del abdomen, y que después de que se casaron, él puso al menos dos de sus propiedades a nombre de su esposa -entre ellas la casa de Las Llanadas donde se produjeron los hechos-, con la que estaba en trámites de separación. Las fuentes consultadas por este diario aseguran que el caso es "muy complejo" y todavía no se puede determinar qué pasó exactamente antes, durante y después de que pasadas las 21:00 horas del viernes, agentes de la Policía Local encontraran el cuerpo sin vida de Jennifer H. S. con varias puñaladas en la casa de Los Realejos en la que había convivido hasta hacía unos meses con Esteban H. D., hasta que se separaron y ella se fue a vivir con otro hombre en El Tanque. Esteban H. D. continuaba ayer ingresado en estado grave en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) bajo custodia policial, donde se recupera de las heridas que sufrió tras presuntamente provocar un accidente en la TF-5 cuando huía y colisionar con otro vehículo, causando dos heridos. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía informaron que el presunto autor del asesinato sigue hospitalizado y custodiado, y añadieron que cuando se le dé el alta médica pasará a disposición judicial. Mientras tanto, el cadáver de Jennifer H. S. permanece en el Instituto de Medicina Legal a la espera de la autopsia.

Por otra parte, se ha convocado para hoy, a las 19:00 horas en la Plaza de la Candelaria de la capital tinerfeña, una cencentración de repulsa por este asesinato y en contra de la violencia machista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine