23 de noviembre de 2017
23.11.2017

La Policía libera a dos nigerianas que eran obligadas a prostituirse en el Sur

P En el operativo se detuvo a cinco personas, entre ellas el líder que ingresó en prisión

23.11.2017 | 01:14
Liberadas dos nigerianas obligadas a ejercer la prostitución en Playa de las Américas de Tenerife
La Policía libera a dos nigerianas que eran obligadas a prostituirse en el Sur

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a cinco miembros de una organización criminal dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres nigerianas, desmantelando toda la infraestructura de dicha organización en España. En la operación han sido liberadas dos jóvenes a las que obligaban a prostituirse en la zona de Playa de las Américas.

En su labor habitual de prevención y localización de posibles víctimas del delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, los agentes detectaron la presencia de dos jóvenes nigerianas en las proximidades Las Américas que resultaron estar siendo explotadas en el ejercicio de la prostitución.

Tras derivar a las mujeres a una ONG especializada en la atención a víctimas de este delito los agentes pusieron en marcha una investigación con el fin de localizar y detener a sus explotadores, investigación que concluyó con la detención de los cinco miembros de la mencionada organización criminal y la desarticulación de la infraestructura de la misma en España. Su líder ingresó en prisión, tras pasar a disposición del Juzgado de Guardia de Arona.

Las jóvenes habían sido captadas en su país de origen mediante engaño y sometidas a los correspondientes rituales de vudú, por los que juraban fidelidad y obediencia a la organización y asumían que serían víctimas de todo tipo de males, incluso la muerte, tanto ellas como sus familias en caso de incumplir tal juramento. A continuación habían comenzado un largo viaje por carretera atravesando Nigeria, Níger y Libia y, desde este último país, habían sido hacinadas junto con decenas de personas en una embarcación tipo cayuco para hacer una peligrosa travesía con destino a las costas italianas, viaje durante el cual perecieron al menos dos personas. Ya en Italia, un miembro de la organización contactó con las víctimas y las acompañó hasta España, proporcionándoles documentos falsos de viaje. En nuestro país fueron instruidas sobre el verdadero motivo de su viaje, que no era otro que el ejercicio de la prostitución hasta saldar por completo la deuda contraída; una deuda que, por otra parte, no conocieron hasta ese momento y que ascendía a 30.000 euros cada una. Para hacer frente a la misma deberían ejercer la prostitución todos los días de la semana durante interminables jornadas, sin posibilidad de elegir a sus clientes y debiendo entregar semanalmente el dinero ganado a sus tratantes. Si no entregaban la cantidad estipulada o se demoraban en hacerlo, la deuda se incrementaría en otros 5.000 euros más.

De este modo, aprovechándose de la situación de absoluta vulnerabilidad en la que se encontraban las víctimas, ambas muy próximas a la minoría de edad, indocumentadas, desconociendo nuestro idioma , y mediante el uso de rituales de vudú para anular completamente su voluntad, conseguían doblegarlas y obligarlas a trabajar para ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine