México pierde la esperanza de hallar con vida a las víctimas del terremoto

La norma oficial mexicana considera que tras 72 horas no es posible que una persona sea rescatada. Las condiciones son extremas y los heridos sufren aplastamiento

22.09.2017 | 01:24
México pierde la esperanza de hallar con vida a las víctimas del terremoto

España envía a personal de la Unidad Militar de Emergencias

  • Un contingente formado por 54 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con cuatro perros, se desplegará en México para colaborar en las labores de búsqueda y rescate de víctimas del terremoto registrado el pasado martes. La misión se desplaza en tres vuelos: el miércoles por la noche salió de Madrid un primer equipo de 7 militares de enlace encargados de preparar la llegada de la misión; ayer a mediodía viajaron otros 10 efectivos, con dos perros, y horas más tardes estaba previsto que despegue de la base aérea de Torrejón (Madrid), a bordo de un Airbus del Gobierno, el grueso del contingente, con 37 militares y otros dos perros, han detallado fuentes de la UME. Además de los militares especialistas en búsqueda y rescate, pertenecientes a las unidades denominadas USAR, viaja personal médico, sanitario y logístico. Para su trabajo disponen de diversos medios técnicos como cámaras que permiten ver a través de los huecos en los escombros; geófonos para rastreo de grandes zonas de terreno, así, como diversos sistemas para mover cargas. Los cuatro perros que componen el equipo cinológico tienen como misión localizar tanto personas vivas como cadáveres. La presencia de la UME en México responde al ofrecimiento hecho por las autoridades españolas.

Las personas atrapadas bajo los escombros de los edificios arrasados por el sismo del martes en México juegan con el tiempo en contra, pues el aguante del cuerpo humano en situaciones extremas es de 72 horas, según expertos, y los equipos de rescate siguen desbordados trabajando por salvar vidas.

"La norma oficial mexicana considera que, después de 72 horas, no es posible que una persona sea rescatada", expresó el doctor Manuel Bárcenas, quien se encontraba en un perímetro acordonado asistiendo a las autoridades en un rescate en la colonia Linda Vista de Ciudad de México.

Las condiciones a las que se enfrentan las personas son extremas, ya que los escombros provocan "un aplastamiento de órganos", lo que puede causar que se lastimen más rápidamente, "se destruyan" y, finalmente, conducir a la muerte.

Además, el aire está biológicamente contaminado a causa "del gas natural que tenían ellos (los vecinos) conectado".

También hay alimentos en estado de putrefacción dentro de las viviendas, lo que sumado al polvo puede provocar una neumoconiosis que obstruya los pulmones.

Esta enfermedad, causada por la inhalación de partículas, fue muy común en los sobrevivientes del temblor sucedido en México en 1985, que dejó 20.000 muertos según cifras oficiales, y exige tratamiento neumológico.

Con todo, el tiempo no es estricto ni dicta necesariamente el límite de la supervivencia humana. El médico recuerda el terremoto de 1985 y advierte de que en aquel entonces fueron encontradas personas con vida después de una semana. "Me tocó ayudar en esa época y encontramos mucha gente viva", refirió. Expresó que la manera de afrontar el paso del tiempo que amenaza la vida de las personas atrapadas es llegar hasta los heridos y alimentarlos.

Lamentablemente, en el edificio que le tocó supervisar a Bárcenas, en la calle Coquimbo, no ha habido forma. "No pueden pasarles ahora (las autoridades) ningún tipo de alimento", aseguró. El doctor vislumbra la posibilidad de que muchas de las personas atrapadas ingieran su propia orina para mantenerse con vida y superar así el umbral de las 72 horas. Salomón Pérez, uno de los vecinos de un edificio colapsado por este sismo, de magnitud 7,2 en la escala de Richter, expresó que "el tiempo pasa demasiado lento" mientras se espera a que saquen a las personas atrapadas, estén vivas o muertas. La espera viene acompañada de incertidumbre. El hombre, de edad avanzada, confiesa que la lentitud y la falta de datos le hace tener el ánimo inestable.

"Ya vamos para 48 horas y no puede ser. Están ocho todavía ahí adentro y no sabemos si están vivos o muertos", contó visiblemente desolado.

Después, lamentó que los vecinos afectados por esta catástrofe se encuentren "maniatados", sin poder actuar, presos del tiempo y la inacción. "A estas alturas no queda más que esperar a las 72 horas; desgraciadamente así es", expresó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

La perra estaba convulsionando cuando la encontraron.
Seis meses de prisión por dejar a su perra a 45 grados en el maletero durante horas

Seis meses de prisión por dejar a su perra a 45 grados en el maletero durante horas

La Policía localizó al animal, deshidratado y convulsionando, en estado grave, en julio de 2015

Grave un niña de 12 años al caerse de un tercer piso en Tenerife

El suceso se registró sobre las nueve y media de la noche del domingo

Condenado a 27 años Bruno Hernández, el descuartizador de Majadahonda

La Audiencia ha descartado que la esquizofrenia que padece anule sus facultades mentales

Detenida en Valencia por apuñalar a su pareja

El suceso ocurrió en el domicilio conyugal, donde el hombre murió a causa de las heridas

El rescate del cadáver de Víctor Teni precisó un operativo complejo

El rescate del cadáver de Víctor Teni precisó un operativo complejo

Las fotografías muestran que el cuerpo se encontraba en plena pendiente de la cara norte de las...

Un operario de un buque perforador muere en aguas del Puerto de Las Palmas

Un operario de un buque perforador muere en aguas del Puerto de Las Palmas

Colin G., de 50 años y de nacionalidad británica, se precipitó desde el barco 'Stena IceMAX',...

Enlaces recomendados: Premios Cine