13 de enero de 2017
13.01.2017
Caso Millán Reacciones

"Cuando llegó Millán a la Isla ya se hablaba de posibles abusos sexuales"

Personas vinculadas al atletismo tinerfeño confirman que los presuntos delitos del entrenador murciano eran "vox populi" en el mundo deportivo del Archipiélago

13.01.2017 | 02:34
"Cuando llegó Millán a la Isla ya se hablaba de posibles abusos sexuales"

Era un clamor. Cuando el entrenador de atletismo Miguel Ángel Millán aterrizó en Tenerife en 1994 ya se hablaba de los presuntos abusos sexuales del murciano a menores. Así lo confirman a la opinión de tenerife personas con fuertes vínculos al atletismo tinerfeño. En concreto, estas fuentes señalan que en la Isla era vox populi lo que hasta ese momento se creía que era el pasado de Millán. "Había gente que sabía de estas supuestas prácticas antes de que el preparador llegara al Archipiélago", revelan.

Sin embargo, el mundo del atletismo, relativamente pequeño, calló. Millán finalmente recaló en el Club Escuela de Atletismo de Tenerife. Allí, el entrenador murciano estuvo tres largos años preparando a futuras promesas del atletismo en pruebas combinadas. Más tarde, y tras un breve paso por el club Playas de Jandía, en Fuerteventura, como colaborador, Millán regresó a la Isla. En esta ocasión, el acusado se incorporó a la plantilla del Tenerife Caja Canarias, un club creado con el objetivo de aglutinar a los mejores deportistas tinerfeños del sector. Fue precisamente en el Tenerife Caja Canarias donde Millán entrenó los últimos tres años en los que, según las denuncias y testimonios del caso, se produjeron los presuntos delitos a los menores.

El murciano llegó a la Isla, en palabras de los propios denunciantes, como "un dios" en el atletismo. Era una persona admirada y respetada que contaba en su curriculum con una medalla olímpica, la del exatleta Antonio Peñalver, plata en decatlón en Barcelona en 1992. Más adelante sería Peñalver uno de los testigos del caso, pues el deportista ha declarado públicamente y a la Policía haber sufrido abusos por parte de Millán cuando era un adolescente.

Los primeros indicios de los delitos del preparador murciano se remontan a hace 30 años, cuando Millán dirigía un club y era docente en un colegio de Alhama de Murcia. Fue allí donde el presunto agresor pudo haber cometido los primeros abusos. Según narraban los testigos, se habla de una treintena de casos. Posteriormente, Millán se trasladó a Extremadura, donde no se descarta que también pueda existir alguna víctima. Sin embargo, todos estos casos ya habrían prescrito.

Aunque no hubo ninguna denuncia en ese momento, algunos testimonios apuntaban a Millán como presunto autor de varios delitos sexuales. Según medios de comunicación nacionales, desde ese entonces, el mundo del atletismo conocía lo ocurrido, incluso el hasta hace solo dos meses presidente de la Real Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, tuvo conocimiento de estos hechos.

Una década más tarde, una vez en Tenerife, un joven tinerfeño denuncia a Millán. Aunque en un primer momento la juez archiva la causa por falta de pruebas, nuevos testimonios y una denuncia de otro isleño, aún menor, reabren el caso que acaba con la entrada en prisión preventiva del preparador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine