10 de enero de 2017
10.01.2017

Prisión sin fianza para el entrenador de atletismo Millán por abusos sexuales

Está acusado de varios delitos de ataques a menores cometidos en la Isla y en Murcia

10.01.2017 | 03:17
Prisión sin fianza para el entrenador de atletismo Millán por abusos sexuales

La titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de La Laguna, Celia Blanco Redondo, ordenó en la mañana de ayer el ingreso en la prisión de Tenerife II sin fianza del entrenador de atletismo Miguel Ángel Millán Sagrera, exseleccionador nacional de pruebas combinadas, por presuntos abusos sexuales a menores tras nuevas denuncias sobre casos recientes ocurridos en Tenerife.

Tal y como contó la opinión de tenerife en su edición del pasado 14 de diciembre, agentes de la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a su detención en su domicilio. No obstante, quedó en libertad con cargos al día siguiente tras comparecer ante la magistrada titular del Juzgado nº 2 de La Laguna. La juez ordenó también la retirada de su pasaporte y con la obligación de acudir al Juzgado cada 15 días a firmar, ante el riesgo de que pudiera ponerse en fuga. De hecho el entrenador posee una casa en Marruecos a donde solía acudir con cierta frecuencia.

Miguel Ángel Millán, de 66 años, se acogió en ese momento a su derecho a no declarar y la magistrada ordenó su puesta en libertad con cargos por la presunta comisión de un delito de abusos sexuales.

La denuncia partió de uno de sus pupilos, que declaró haber sido víctima de abusos en 2011 y 2012, cuando tenía entre 14 y 15 años. Los testimonios de presuntos abusos recopilados por la Policía en sus indagaciones sobre este caso proceden de atletas de Tenerife, Murcia y Barcelona.

Ayer estaba citado en los juzgados de La Laguna. Miguel Ángel Millán acudió a media mañana en compañía de su letrado. Tras terminar su comparecencia, la juez, a petición del fiscal que se encontraba presente, solicitó prisión preventiva, comunicada y sin fianza, ante las nuevas denuncias interpuestas a lo largo de los últimos veinte días.

Fuentes judiciales indicaron que recientemente se han producido nuevas denuncias sobre supuestos abusos sexuales a menores ocurridos en Tenerife, lo que ha llevado al ingreso en prisión a media mañana del entrenador.

Miguel Ángel Millán había sido interrogado en diciembre por presuntos abusos sexuales cometidos contra un deportista menor de edad al que preparaba.

Hasta su jubilación, Millán Sagrera, que ha negado los cargos, estaba considerado como uno de los entrenadores más prestigiosos de su especialidad. En su currículum, figura haber sido el preparador de Antonio Peñalver cuando el atleta murciano conquistó la medalla de plata en decatlón en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. Fue precisamente este deportista una de las personas que lo denunció.

La Federación Tinerfeña de Atletismo tuvo conocimiento de los hechos por los cuales se investigaba a Millán cuando en septiembre recibió una notificación donde se comunicaba que este entrenador había sido cesado en el cargo que ocupaba como representante federativo de pruebas combinadas, precisamente a raíz de estas denuncias.

Miguel Ángel Millán además impartía docencia en un instituto de la capital tinerfeña. El detenido entrenaba a un grupo selecto de atletas con gran proyección de futuro y lo hacía en las instalaciones del Centro Insular de Atletismo de Tenerife, en Tíncer, aunque no estaba adscrito a ningún equipo.

Pedro Revilla, abogado del denunciante que destapó el caso, manifestó el 15 de diciembre en Radio Marca Tenerife que "en junio de 2016 se interpuso la primera denuncia". "Mi cliente se fue del club y dejó el atletismo en 2013", continuó. "No había dicho nada a nadie, ni siquiera a su propia familia. Sin embargo, fue en una conversación con una vieja amiga ligada al atletismo, cuando le comentan a mi cliente la posibilidad de que se haya encaprichado con otro chico. Se veía un especial favoritismo hacia otra persona y mi cliente lo interpretó desde el punto de vista de los abusos sexuales a los que él había sido sometido". El caso es que "se ha dado cuenta ahora que tiene 19 años y revive lo que le sucedió", señaló.

Fue la madre del joven denunciante de Tenerife la que fue tirando del hilo y consiguió contactar con personas que antaño habrían sufrido lo mismo que su hijo. El caso del que fuera entrenador nacional de atletismo, Miguel Ángel Millán llevó a la Policía a investigar hechos que ocurrieron hace décadas. En concreto, habrían ocurrido cuando Millán preparaba a un equipo de decatletas en la localidad de Alhama de Murcia. Hasta cuatro hombres denunciaron en la Comisaría de Murcia haber sufrido abusos sexuales por parte del entrenador entonces, cuando eran menores de edad.

Los cuatro murcianos denunciantes explicaron a la Policía Nacional que los presuntos abusos tenían lugar en una casa de campo que el grupo utilizaba para concentraciones, sita en Fuente Blanca (Sierra Espuña). Los chicos eran entonces adolescentes, con edades entre los 13 y los 14 años. Unos supuestos abusos que no podrán ser juzgados: debido al tiempo que ha transcurrido de los hechos, los presuntos delitos que pudieran existir ya habrían prescrito. Fuentes cercanas indicaron que el que fuese director general de Deportes se encuentra en estos momentos devastado, al haberse filtrado que él fue unas de las personas que declaró en Comisaría contra su exentrenador.

Los investigadores creen que las víctimas de Miguel Ángel Millán pueden ser más, ya que por vergüenza o bien por el tiempo transcurrido no se han atrevido a denunciar. Una de las hipótesis fue estudiar los casos de aquellos deportistas que tras conseguir sobresalir y alcanzar un notable éxito, alguno incluso ganar campeonatos de España, de repente y sin motivo aparente, abandonaron la práctica deportiva. Fuentes cercanas al club de atletismo donde entrena Millán manifestaron que entre las posibles víctimas podría haber dos hermanos ya que ambos dejaron de asistir a los entrenamientos y campeonatos en los años en que ocurren los supuestos abusos. Estas mismas fuentes apuntaban a que muchos de los casos debieron de ocurrir en Arona, concretamente a finales de mayo o junio, meses en los que se celebraba una concentración internacional de pruebas combinadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine