07 de enero de 2017
07.01.2017

Localizado el cadáver de un hombre que flotaba en aguas de Cabo Llanos

Podría tratarse de un magrebí que fue sorprendido el día primero de enero por los dueños de un yate atracado en la Marina cuando robaba y después se arrojó al mar

07.01.2017 | 03:09
Localizado el cadáver de un hombre que flotaba en aguas de Cabo Llanos

Es el segundo fallecimiento en menos de una semana en aguas de la Dársena de Los Llanos, en la capital tinerfeña. En la mañana de ayer, era recuperado el cuerpo sin vida de un varón, en avanzado estado de descomposición que flotaba entre las embarcaciones atracadas.

Fue el vigilante de las instalaciones náuticas el que sobre las 10:00 horas descubrió el cadáver de una persona que flotaba en el mar entre las embarcaciones atracadas. Ante ello, decidió comunicar los hechos a la Autoridad Portuaria, así como al Centro Coordinador de Emergencias (Cecoes) 112 del Gobierno de Canarias.

Minutos después se personaba personal de la Policía Portuaria que confirmaba la veracidad del hallazgo. Poco después hizo acto de presencia la Guardia Civil que custodia las instalaciones portuarias y bajo cuya responsabilidad recaen las diligencias cuando aparece algún cadáver en el mar. El cuerpo fue izado hasta uno de los pantalanes y corresponde al de un varón con una edad entre los 33-35 años, de aspecto magrebí que se encontraba bastante deteriorado por el tiempo que podría llevar en el mar, casi una semana, según las fuentes de la Guardia Civil consultadas. La médico forense del Juzgado de Instrucción de Guardia de la capital tinerfeña hizo acto de presencia y ordenó el levantamiento del cadáver y su posterior traslado hasta el Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia y de esta manera poder determinar las causas reales del óbito.

A falta de lo que determine la autopsia, la primera hipótesis que baraja el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife es que podría tratarse de un varón, magrebí, que el pasado día uno accedió a las instalaciones y entró en uno de los yates, de bandera española, allí atracado. De su interior sustrajo una gargantilla de los propietarios. Esta persona se echó a dormir; sin embargo los dueños del barco que habían salido a cenar sorprendieron al 'inquilino' en su interior. Lejos de entregarse se lanzó por la borda al mar hasta que se le perdió su pista. Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Autoridad Portuaria y de la Guardia Civil.

La otra víctima, un hombre de 49 años fue hallado flotando en aguas de la dársena de Los Llanos del puerto de Santa Cruz de Tenerife, a la altura de la desembocadura del barranco de Santos.

El cadáver fue hallado sobre las 09:00, por trabajadores de la empresa Servicios Submarinos del Atlántico. Se avisó entonces a la Guardia Civil, al centro de control del puerto y a la Policía Judicial del Instituto Armado. Sobre las 10:30 se procedió al levantamiento del cadáver. El fallecido fue identificado ya que portaba su documentación personal encima e iba vestido. Se trataba de un varón natural de Galicia y no presentaba señales de violencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine