21 de diciembre de 2016
21.12.2016
Sudáfrica

Ratas gigantes se comen a un bebé al que su madre dejó solo en casa

La madre de 26 años estuvo fuera de casa durante toda la noche y se encontró a la niña en un charco de sangre

21.12.2016 | 17:46
Fotografía de archivo de una rata gigante africana

Un bebé de tres meses ha fallecido tras ser comido por ratas gigantes en una localidad de Johanesburgo (Sudáfrica) llamada Katlehong. La niña fue devorado por los roedores en su propia cama, mientras la madre se encontraba fuera de fiesta, según publica el periódico The Daily Mail.

Los vecinos han reclamado que encierren a la madre de 26 años, que ya ha sido arrestada por negligencia en el cuidado de su hija a la que dejó sola durante toda la noche. "El bebé solo pudo morir con una muerte dolorosa. Los roedores se habían comido su lengua, sus ojos y sus dedos", afirman los testigos.

El bebe tiene un hermano mellizo que ha sobrevivido y se encuentra ahora bajo la custodia de su padre y su nueva novia. No es la primera vez que Sudáfrica pierde a alguno de sus niños tras el ataque de este tipo de ratas. En 2011, el país registró dos muertes de bebés y el fallecimiento de una mujer de 77 años tras ser mordida por estos roedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine