30 de noviembre de 2016

El Málaga volvió a nacer en la Isla

30.11.2016 | 04:01

El 25 de septiembre de 1956, el avión que trasladaba al CD Málaga a Tenerife tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, y no hubo tantos muertos ni heridos graves como en el Chapecoense, aunque sí murió la familia que vivía en una casa donde aterrizó.

El mundo del fútbol se estremeció ayer ante el grave accidente que ha sufrido el equipo de fútbol del Chapecoense, cuyo avión se estrelló en territorio colombiano, dejando un trágico desenlace de al menos 75 fallecidos. Las imágenes son espeluznantes y, en cierta forma, son muy similares a las que se vieron en Tenerife, hace 60 años, un fatídico 29 de septiembre de 1956, cuando el aparato en el que volaba el CD Málaga a Tenerife tuvo que aterrizar de emergencia, quedando el aparado prácticamente destrozado y envuelto en llamas.

El avión DC-6B (cuatro hélices), que traía al CD Málaga, se quedó corto y aterrizó a la altura de donde hoy está la rotonda del Padre Anchieta, antes de la obra de la prolongación de la pista. El suceso forma parte de la historia negra del CD Málaga. En aquella ocasión no hubo que lamentar fallecimientos ni graves daños personales, sólo cinco futbolistas sufrieron algún tipo de lesión, pero sin graves consecuencias: Patricio, Emery, Carrillo, Del Río y Madariaga. Los demás pudieron escapar, como pudieron, de las llamas y de la bola de fuego en la que se convirtió el aparato.

El CD Málaga jugaba en Tenerife y despegó desde Sevilla. Después de cinco horas de vuelo desde la ciudad sevillana ya comenzaba el descenso hacia Santa Cruz de Tenerife. Los dos equipos estaban en aquel entonces en Segunda División y jugaba partido de Liga en tierras insulares. Cuando ya se disponía a realizar la aproximación al aeropuerto algo ocurrió. Se encendió la luz de alarma y comenzaron los gritos: "Fuego, fuego, las alas están ardiendo". Son palabras de uno de los ocupantes del avión, el mítico Bernardi, en unas declaraciones que hizo hace unos años a La Opinión de Málaga.

Recordaba Bernardi que el avión era plateado, tenía seis motores y en él viajaba toda la expedición del CD Málaga. Cuando saltó la alarma cundió el pánico. El comandante tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia y tomó tierra en plena zona de campo, a escasos kilómetros del aeropuerto. Lo recuerda Bernardi. "No hubo muertos, fue increíble", relata. No los hubo en el avión que trasladaba al Málaga, pero una familia que vivía en esa finca no sobrevivió. "Murieron los que estaban en el cortijo, tuvimos que aterrizar ahí, aquello fue tremendo", continúa el exfutbolista, que dice que tiene dos vidas.

"Yo siempre digo que tengo dos vidas. Desde que nací, en 1935, y otra a partir de ese 29 de septiembre de 1956, día de San Miguel, a las 10 de la noche y cuando yo estaba a punto de cumplir los 21 años", rememora. Pueden imaginarse las escenas dantescas que se vivieron. El CD Málaga sobrevivió al completo, jugó varios días después, cuando tuvo equipaciones -todo se quemó- y regresó en barco, en el petrolero Victoria. "Nadie quiso volver en avión, ni locos". Aquella historia fue una de las más luctuosas de la historia del club. "Caímos en pleno campo, en un cortijo, en La Laguna. Todo ardió, el avión se partió... Me cuesta mucho recordarlo, la verdad".

El partido de segunda entre el CD Tenerife y el CD Málaga se atrasó dos días, pero los del Málaga -averigüe usted el motivo- dieron más leña que un palo a una estera.

Hoy estas imágenes están más presentes que nunca en la memoria del malaguismo tras el fatídico accidente del avión del equipo brasileño. Un avión destrozado, como entonces. Aunque sin apenas supervivientes. Aquel 29 de septiembre de 1956, hace justo 60 años, en Tenerife el CD Málaga volvió a nacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Un trabajador de Urbaser muere de un infarto cuando conducía un camión

La víctima, de 49 años, había salido momentos antes de la empresa cuando sufrió el paro cardíaco....

Cuatro detenidos por emitir y distribuir contenidos de televisión de pago

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas e investigado a otras cuatro en dos operaciones...

Rosario Porto, la madre de Asunta, intenta quitarse la vida tomando pastillas en prisión

Rosario Porto, madre de Asunta Basterra, apareció ayer desmayada en su celda de la cárcel de...

Cárcel para el estafador de las webs de citas que engañó a más de 60 mujeres

El Juzgado de lo Penal 1 de Pontevedra decretó el ingreso en prisión de Rodrigo N., el conocido...

Apresan a dos hombres que robaron en un bar de Fuerteventura

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hombres que responden a las iniciales de R. O....

Colisión entre dos turismos en la TF-1

Colisión entre dos turismos en la TF-1

Dos turismos colisionaron por alcance, en la TF-1, a la altura del punto kilométrico 63, sentido...

Enlaces recomendados: Premios Cine