29 de noviembre de 2016

Tenerife fue testigo de un accidente aéreo en el avión donde viajaba el CD Málaga

El 25 de septiembre de 1956, el avión que trasladaba al CD Málaga a la isla tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia

29.11.2016 | 14:09
El estado en que quedó el avión siniestrado del CD Málaga.

El 25 de septiembre de 1956, el avión que trasladaba al CD Málaga a Tenerife tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, y no hubo tantos muertos ni heridos graves como en el Chapecoense, aunque sí murió la familia que vivía en una casa donde aterrizó.

El mundo del fútbol se ha estremecido este martes ante el grave accidente que ha sufrido el equipo de fútbol del Chapecoense, cuyo avión se ha estrellado en territorio colombiano, dejando un trágico desenlace de 76 fallecidos, con sólo cinco supervivientes. Las imágenes son espeluznantes y, en cierta forma, son muy similares a las que se vieron en Tenerife, hace 60 años, un fatídico 29 de septiembre de 1956, cuando el aparato en el que volaba el CD Málaga a Tenerife tuvo que aterrizar de emergencia, quedando el aparado prácticamente destrozado y envuelto en llamas.

El avión DC-6B (cuatro hélices), que traía al CD Málaga, se quedó corto y aterrizó a la altura de donde hoy está la rotonda del Padre Anchieta, antes de la obra de la prolongación de la pista. El suceso forma parte de la historia negra del CD Málaga. En aquella ocasión no hubo que lamentar fallecimientos ni graves daños personales, sólo cinco futbolistas sufrieron algún tipo de lesión, pero sin graves consecuencias: Patricio, Emery, Carrillo, Del Río y Madariaga. Los demás pudieron escapar, como pudieron, de las llamas y de la bola de fuego en la que se convirtió el aparato.

El CD Málaga jugaba en Tenerife y despegó desde Sevilla. Después de cinco horas de vuelo desde la ciudad sevillana ya comenzaba el descenso hacia Santa Cruz de Tenerife. Los dos equipos estaban en aquel entonces en Segunda División y jugaba partido de Liga en tierras insulares. Cuando ya se disponía a realizar la aproximación al aeropuerto algo ocurrió. Se encendió la luz de alarma y comenzaron los gritos: "Fuego, fuego, las alas están ardiendo". Son palabras de uno de los ocupantes del avión, el mítico Bernardi, en unas declaraciones que hizo hace unos años a La Opinión de Málaga.

Recordaba Bernardi que el avión era plateado, tenía seis motores y en él viajaba toda la expedición del CD Málaga. Cuando saltó la alarma cundió el pánico. El comandante tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia y tomó tierra en plena zona de campo, a escasos kilómetros del aeropuerto. Lo recuerda Bernardi. "No hubo muertos, fue increíble", relata. No los hubo en el avión que trasladaba al Málaga, pero una familia que vivía en esa finca no sobrevivió. "Murieron los que estaban en el cortijo, tuvimos que aterrizar ahí, aquello fue tremendo", continúa el exfutbolista, que dice que tiene dos vidas.

«Yo siempre digo que tengo dos vidas. Desde que nací, en 1935, y otra a partir de ese 29 de septiembre de 1956, día de San Miguel, a las 10 de la noche y cuando yo estaba a punto de cumplir los 21 años», rememora. Pueden imaginarse las escenas dantescas que se vivieron. El CD Málaga sobrevivió al completo, jugó varios días después, cuando tuvo equipaciones –todo se quemó– y regresó en barco, en el petrolero «Victoria». «Nadie quiso volver en avión, ni locos». Aquella historia fue una de las más luctuosas de la historia del club. «Caímos en pleno campo, en un cortijo, en La Laguna. Todo ardió, el avión se partió... Me cuesta mucho recordarlo, la verdad».

El partido de segunda entre el CD Tenerife y el CD Málaga se atrasó dos días, pero los del Málaga -averigüe usted el motivo- dieron más leña que un palo a una estera.

Hoy estas imágenes están más presentes que nunca en la memoria del malaguismo tras el fatídico accidente del avión del equipo brasileño. Un avión destrozado, como entonces. Aunque sin apenas supervivientes. Aquel 29 de septiembre de 1956, hace justo 60 años, en Tenerife el CD Málaga volvió a nacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Adrián Rodríguez.
La discoteca aparta a los vigilantes de la paliza a los dos universitarios

La discoteca aparta a los vigilantes de la paliza a los dos universitarios

"Estos porteros no pueden quedar impunes. Llegaremos hasta el final y pedimos justicia", asegura...

Un niño de 13 años pierde las piernas al ser arrollado por el metro en Madrid

El adolescente se subió a los acoples que unen los vagones cuando el convoy ya estaba en marcha

La doctora que en 2003 asesinó a tres personas podría salir del psiquiátrico

La juez propone que Noelia de Mingo deje la institución mental al tener una buena evolución

Un obrero fallece al precipitarse desde un andamio en Gran Canaria

El accidente laboral se produjo sobre las 11:00 horas cuando el trabajador estaba a una altura...

Sale de la UCI el último ciclista herido en el atropello múltiple de Valencia

Andrés Contreras permanecía aún ingresado tras el atropello causado por una conductora ebria en...

Un conductor ebrio arrolla a al menos 8 personas en Marbella

Se cree que otras víctimas fueron a centros médicos por sus medios, así que el balance podría crecer

Enlaces recomendados: Premios Cine