Una fuerte discusión desencadenó el asesinato del empresario grancanario

Flavio J. D. S., un joven brasileño de 19 años, golpeó al fallecido con una figura decorativa en la cara y le apuñaló luego con unas tijeras

16.10.2016 | 04:59
Una fuerte discusión desencadenó el asesinato del empresario grancanario

Una fuerte discusión fue el motivo que desencadenó el asesinato de Luis. F.C., el empresario del sur de Gran Canaria que murió el pasado lunes a manos de Flavio J.D.S. de 19 años, nacionalidad brasileña y sin antecedentes, quien se hospedaba en la casa del fallecido.

Según informó la Jefatura Superior de Policía de Canarias, el presunto autor de los hechos fue detenido horas después, confesó espontáneamente y dijo ser el único autor material, del mismo modo que un presunto encubridor, Kevin H.C. de 24 años, nacionalidad española y con antecedentes.

La investigación se inició a las 22:00 horas del pasado lunes, 10 de octubre, a raíz de la puesta en conocimiento de la Policía por parte de unos testigos de que un chico brasileño llamado Flavio había confesado haber matado a Luis F.C., un conocido del empresario afincado en el sur de la Isla.

De inmediato, los agentes se desplazaron hasta un almacén situado en la Avenida de Gáldar de San Fernando de Maspalomas, donde hallaron en una oficina existente al fondo del local el cuerpo sin vida del empresario. Presentaba claros signos de violencia y una servilleta doblada sobre el rostro.

Entonces, los policías iniciaron la búsqueda del presunto autor de los hechos, entrevistándose con todas las personas del círculo del empresario, quienes confirmaron a los investigadores la relación que existía entre la víctima y Flavio, el cual se encontraba hospedado desde el inicio de octubre en el domicilio del finado.

La Policía Nacional alertó inmediatamente a todos los puertos marítimos y aeropuertos de Gran Canaria, así como a todas las unidades policiales de servicio que comenzaron una exhaustiva búsqueda de Flavio. Así, a las 06:00 horas del martes, 11 de octubre, tan solo ocho horas después de haberse tenido conocimiento de los hechos, la Policía localizó y detuvo en una parada de guaguas de la trasera de un hospital de la localidad de Meloneras a Flavio. En el momento de su arresto no opuso resistencia alguna, reconociendo de forma voluntaria y espontánea, ser el único autor material de la muerte del empresario.

Con todo, los investigadores centraron sus pesquisas en determinar la relación existente entre el fallecido y Flavio, así como la secuencia de los hechos y la posible participación de terceras personas en los mismos.

En base a las numerosas declaraciones prestadas en la Comisaría de Maspalomas por los testigos y las indagaciones de los agentes, se pudo concretar que el detenido Flavio conoció al fallecido hace unas semanas en Madrid, donde acordaron que se trasladarían hasta Gran Canaria para vivir juntos.

Flavio y Luis acudieron el pasado día 10 de octubre de 2016 sobre las 16:40 horas, a un almacén de San Fernando de Maspalomas, donde se desencadenó una fuerte discusión entre ambos en la que presuntamente el detenido cogió una figura decorativa y golpeó con ella en el rostro a Luis, para seguidamente apuñalarle con unas tijeras en distintas partes del cuerpo causándole la muerte. En ese instante, Flavio huyó del almacén en la furgoneta de Luis, dirigiéndose a un aparcamiento de Maspalomas, donde era conocedor de que el fallecido tenía estacionado otro vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine