La Policía reduce a tiros a un camionero que arrolló varios patrullas

Una persecución policial y de película se produjo ayer en la carretera del Norte, en la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y en diferentes calles de la capital grancanaria

04.10.2016 | 13:05
La Policía reduce a tiros a un camionero que arrolló varios patrullas
Un agente traslada al detenido.

Una persecución policial y de película se produjo ayer en la carretera del Norte, en la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y en diferentes calles de la capital grancanaria. Por fortuna, no hubo heridos. Eso sí, se registraron disparos al vehículo; la conducción temeraria del perseguido; una clara situación de peligro para decenas de vehículos; y daños en varios coches patrulla de la Policía Nacional. Todo terminó en la carretera de Cuesta Blanca con la detención del protagonista, el conductor de un furgón de una panificadora. Según varias fuentes consultadas por este periódico, el origen de todo fue a partir de unas discrepancias y una discusión entre un empleado de la cadena de pan Europan y uno de los propietarios de la empresa, quien en torno a las 15:40 horas alertó a la Guardia Civil y a la Policía Nacional que uno de los trabajadores "había sustraído" uno de los vehículos.

Ahí se inició la persecución. El trabajador huyó de Las Palmas de Gran Canaria con el furgón, al tiempo que era perseguido por el alertante en otro vehículo. Dicha carrera se inició por la carretera del Norte, la GC-2, dirección Gáldar. El conductor perseguido, cuando ya circulaba a la altura de El Puertillo, en Arucas, cambió de dirección, al ver varios vehículos de la Guardia Civil preparando una barrera para impedirle el paso. Sin embargo, le dio tiempo tomar la rotonda y cambiar de sentido hacia la capital grancanaria.

Los vehículos del Instituto Armado iniciaron la persecución. El fugitivo logró llegar a El Rincón y, antes de los túneles de Julio Luengo, tomar la salida para la GC-3, la circunvalación, donde le esperaría un nuevo impedimento. El furgón fue interceptado finalmente en la carretera entre Almatriche y Cuesta Blanca, frente a Siete Palmas, tras colisionar con varios turismos y coches policiales. Los agentes abrieron fuego contra el motor y el depósito de combustible lo que provocó una fuga de unos veinte litros de combustible. No se tiene constancia de heridos de consideración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine