Cae una red de tráfico de cocaína que operaba en la Isla dirigida por nigerianos

Se calcula que la Guardia Civil pudo retirar del mercado 8,5 millones de dosis. Sus integrantes operaban a escala internacional en Bélgica, Francia, Holanda y Rumanía

04.10.2016 | 03:10
Cae una red de tráfico de cocaína que operaba en la Isla dirigida por nigerianos

La Guardia Civil finalizó la operación Hada Negra, llevaba a cabo por el Equipo Contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife y en la que fueron detenidas 16 personas, de las cuales 15 entraron en prisión,que se dedicaba a la introducción de heroína y cocaína por medio de correos humanos en las islas Canarias acreditándose conexiones con otras organizaciones internacionales asentadas en Holanda, Bélgica, Rumania, Francia, Senegal y Brasil así como en la Comunidad Valenciana y Madrid.

El servicio se inició en febrero tras realizar un minucioso análisis y estudio de los datos e informaciones obrantes en esta unidad relacionados con ese tipo de tráfico de drogas, iniciándose así la operación, cuya finalidad se orientó a la desarticulación total de la organización criminal.

En un primer momento se descubrió una sociedad compuesta por líderes del narcotráfico nigeriano asentados en Tenerife, Madrid y Valencia, los cuales financiaban las operaciones de introducción de sustancias estupefacientes en España. Por un lado, a través de las conexiones con otros miembros asentados en Brasil, Francia y Rumanía, realizaban envíos de cocaína valiéndose de correos humanos, los cuales eran reclutados por un líder de la organización asentado en Valencia. Gracias a la colaboración internacional realizada con la DEA de Estados Unidos y Policía de Brasil, se pudo detener al correo humano a su llegada a Valencia procedente de Río de Janeiro con más de 900 gramos de cocaína en el interior de su organismo.

El líder nigeriano residente en la ciudad del Turia, tras percatarse de la detención pretendió huir hacia países nórdicos para evitar la acción de la justicia, sin embargo pudo ser detenido en el aeropuerto de Barcelona el día de su fallida huida.

Otro hito fue la localización de otro líder afincado en Madrid realizaba los contactos con una organización localizada en Bélgica y Holanda, quienes suministraban la heroína a los correos humanos que se desplazaban hasta esos países para que les facilitaran la sustancia a transportar hasta Tenerife.

A su vez fue localizado el encargado de recibir la heroína en Tenerife, para junto con otros líderes de la organización criminal que operaba en el sur de Tenerife proceder a su distribución al resto de la jerarquía, se estableció un dispositivo de vigilancia sobre su domicilio, puesto que el correo humano que debía llegar solía valerse de diferentes identidades falsas para evitar los controles aeroportuarios. Una vez se supo que el correo había efectuado la entrega, se procedió a realizar una entrada y registro en el domicilio de esta persona en El Fraile, hallando alrededor de 1.500 gramos de heroína, procediendo por lo que fue detenido. Como consecuencia de ello fue necesario proceder a la ubicación del correo que hizo la entrega, así como la persona que gestionó toda la operación desde Madrid. Así es que el día 16 de mayo se realizaron dos entradas y registros en el municipio madrileño de Fuenlabrada, donde se detuvo al líder de la organización en Madrid, sin embargo el correo huyó un día antes, siendo localizado y detenido en Torrevieja (Alicante).

Intensa actividad policial

Las investigaciones continuaron en suelo canario, donde tras meses de intensa actividad policial se logró identificar a uno de los miembros más activos de la organización en cuanto a la gestión de introducción de heroína en Tenerife, quien con ayuda del receptor de la droga detenido a principios de mayo, adulteraban la heroína y la entregaban a su cadena de distribución, por estos hechos se llevaron a cabo dos entradas y registros en El Fraile el día 23 de mayo, deteniendo a 5 personas. noticia que adelantaba la opinión de tenerife al día siguiente.

A pesar de estas detenciones, existían miembros de esta organización con conexiones adicionales, por lo que continuaron con las actividades de introducción de sustancias estupefacientes en Tenerife. Aunque la organización criminal estaba profundamente debilitada por las continuas detenciones que se fueron sucediendo, lo que provocaba que extremaran las medidas de seguridad, su actividad no cesaba; ante esto se programó su total desarticulación y la detención del resto de los miembros en las dos últimas fases diferenciadas.

Por un lado a dos nigerianos miembros de la organización quienes mantenían un canal criminal extra al resto de los miembros ya detenidos, a través del cual se surtían de cocaína por medio de su exportador quien operaba desde Senegal. Estas personas recepcionaban la cocaína que era transportada por correos humanos hasta Tenerife. En esta fase se llevaron a cabo tres entradas y registros en San Isidro y Granadilla de Abona, hallando abundante cantidad de sustancias estupefacientes, así como un pequeño laboratorio en Las Chafiras donde se procedía al adulterado, corte y preparación de las dosis de sustancias estupefacientes, dotado de productos químicos, guantes, mascarillas, útiles de molido y dosificación, además de dinero en efectivo.

Registro en Tíncer

Finalmente restaba por anular la ramificación de esta organización en el barrio santacrucero de Tíncer, donde tres miembros realizaban labores similares a los anteriores, caracterizándose además de efectuar ventas de droga a domicilio por encargo, por ello se efectuaron dos entradas y registros, hallando más de 1.200 gramos de heroína, más de 2.000 de sustancia de corte, así como dinero en efectivo. Simultáneamente a estas tres detenciones, el dispositivo también se desarrolló en El Fraile, donde se hallaba uno de los miembros de la organización dedicado a la introducción de una sustancia de corte especial para heroína que distribuía a un gran número de narcotraficantes, y de manera especial a otro nigeriano nacionalizado español residente en San Isidro, el cual operaba como un servicio de banca entre Nigeria y España, realizando tanto ingresos en África como entrega de efectivo en euros en España según las necesidades de los miembros, quedándose una cuantía como comisión. Durante el registro en su domicilio se hallaron más de 15.000 euros en efectivo, así como moneda nigeriana e inglesa.

Fruto de la culminación de la operación, se identificaron a un total de 21 personas, de las cuales 16 fueron detenidas, ingresando 15 de ellas en prisión. Además, se practicaron un total de 13 registros domiciliarios, de lo cuales diez fueron en Tenerife, dos en Madrid y otro en Alicante, así como seis órdenes europeas de detención contra los miembros de la organización que se hallaban en otros países.

A los dirigentes de la organización se les imputan los delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Se da la circunstancia que para proceder al blanqueo de capitales, la organización estableció un sistema de compra de artículos de segunda mano de todo tipo, tales como vehículos, aparatos electrónicos, ropa, etc. quecargaban en contenedores con destino a Nigeria para más tarde vender ahí estos artículos y reinvertir las ganancias en la continuación de las actividades de la organización así como expandir sus propiedades en aquel país. De los 16 detenidos en la operación, 15 son de nacionalidad nigeriana y un rumano, con edades comprendidas entre los 20 y 55 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine