17 de septiembre de 2016
17.09.2016

Un epiléptico salva su vida gracias a un policía

El paciente fue detenido y trasladado a un centro de salud tras un ataque, el ambulatorio carecía de las pastillas y el agente compró el medicamento

17.09.2016 | 00:36

Un noble gesto, que no por lo irrisorio del precio, 0,67 céntimos de euros, tenga menos valor. Dos policías nacionales de la Comisaría de Puerto de la Cruz salvaron en la mañana de ayer la vida a un detenido que sufrió un ataque epiléptico. Trasladado al centro de salud los facultativos no tenían el medicamento necesario para estos casos, Depakini y que solo se dispensa con receta. El joven, identificado como B. A. C., sufrió un ataque epiléptico cuando se encontraba en los calabozos a la espera de ser puesto a disposición judicial, tras un robo en un establecimiento hotelero. Los policías lo trasladaron hasta el ambulatorio donde sufrió la primera crisis. El galeno que lo atendió le manifestó que no tenían el medicamento necesario, por lo que tenían dos opciones. Una, bien llamar a la familia para ver si alguien podía acercarse y traer le medicamento o segundo, llevarlo los policías directamente al hospital. Puestos los funcionarios en contacto con los padres, estos manifestaron que se encontraban de viaje en la Península, por lo que era del todo imposible llevarle la medicina. No obstante, agregaron que un hermano del detenido tal vez podía acercárselo. A pesar de la insistencia de las llamadas, su número daba apagado. Ante ello, los agentes optaron por trasladarlo en un radiopatrulla. Sin embargo, al poco de partir el detenido volvió a sufrir una crisis por lo que los policías regresaron de nuevo al centro de salud. Entonces, uno de los funcionarios preguntó cuanto costaba el medicamento y el facultativo le extendió la receta que adquirió en una farmacia cercana, su precio 0,67 céntimos de euros. Una vez fue presentado ante el Juzgado de Guardia de Puerto de la Cruz, B. A. C., sufrió otro ataque, pero esta vez delante de los testigos de una boda y con la juez preguntando a cada momento por el estado de salud del detenido, que finalmente fue puesto en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine