La Opinión de Tenerife

Un policía local se juega cinco años de cárcel por quitar multas en Las Palmas

El agente rompió cuatro denuncias y a cambio se embolsó 240 euros en cuatro meses

12.09.2016 | 14:47
Un agente de movilidad toma los datos de un furgón mal aparcado en la capital grancanaria para luego tramitar la sanción.
Un agente de movilidad toma los datos de un furgón mal aparcado en la capital grancanaria para luego tramitar la sanción.

"Todo tiene un precio, ¿cuánto me vas a dar?"

  • El fiscal acusa a Juan Miguel Cabrera de actuar en los cuatro casos "investido" de la autoridad que le otorga su condición de policía local, con la finalidad de aprovecharse de esa situación para "vencer" la resistencia de sus víctimas y de ejecutar un "plan previamente concebido" para sacarle el dinero a los ciudadanos. El primero de los afectados denunció los hechos ante la Policía Local y los otros tres lo hicieron ante el Cuerpo Nacional de Policía (CNP). De ahí que no se formule acusación contra ellos, pues el artículo 426 del Código Penal exime del delito de cohecho a quienes sobornen de manera ocasional a un funcionario y luego revelen lo ocurrido, siempre que no haya transcurrido más de dos meses desde la entrega de la dádiva o de la retribución y de que no se haya iniciado el procedimiento para esclarecer el posible delito. Según el fiscal, en aras de llevar a cabo ese supuesto plan, el agente usó frases para doblegar la voluntad de las víctimas, como "si quieres hablamos", "la denuncia no la puedo cruzar ni romper", "todo tiene un precio", "cuánto me puedes dar" o, en otro caso, "voy a cerrar los ojos, pero hay buscar una solución, algo bueno para mí", aseguran dos de los testigos que han sido interrogados por el Juzgado de Instrucción número 7 para investigar los hechos y que sirven de base a la Fiscalía para llevar al policía ante un jurado popular.

Un policía local de la capital grancanaria irá a juicio por cobrarle diferentes cantidades de dinero a varios ciudadanos a cambio de eliminar las sanciones de tráfico que previamente les había impuesto en el barrio de Guanarteme.

La vista oral contra el agente Juan Miguel Cabrera López está pendiente de señalamiento en la Audiencia de Las Palmas, pero la Fiscalía Provincial ya ha solicitado la apertura de juicio oral ante un jurado popular y ha formulado acusación contra el funcionario. Cabrera, que está adscrito a la unidad de Policía de Barrio, se juega una pena máxima de cinco años de cárcel como presunto autor de un delito de cohecho.

El castigo solicitado por el ministerio público en su escrito de acusación es tan sólo un año inferior a la pena mayor prevista en el Código Penal para el delito de cohecho, que va de los dos a los seis años de cárcel, pues el fiscal Pedro Gimeno atribuye al policía municipal un comportamiento delictivo continuado.

En cuatro meses, entre octubre de 2014 y febrero de 2015, Cabrera se aprovechó de su cargo para darle pequeñas mordidas al bolsillo de cuatro vecinos. En total, según la Fiscalía, se apropió de 240 euros a cambio de no tramitar o de romper los boletines de denuncia con las sanciones propuestas, una cantidad que deberá devolver a los afectados en concepto de responsabilidad civil si resulta condenado por los supuestos sobornos. Asimismo se enfrenta a un multa de 5.400 euros (20 meses a razón de nueve euros diarios) y diez años de inhabilitación especial para trabajar como policía local o en cualquier otro cuerpo de seguridad estatal, incluso en órganos o entidades relacionadas con la seguridad vial, añade la acusación pública en su escrito de conclusiones provisionales.

Con la grúa en camino

La primera mordida que el fiscal atribuye al agente se remonta al 13 de octubre de 2014. Minutos antes de las 18.45 horas, M. R. C. estacionó su coche en la zona de carga y descarga de la calle Diderot. Al volver a recogerlo se encontró con la sanción y la grúa a punto de trasladar el turismo al depósito municipal, pero le pidió al policía que dejara sin efecto la multa y éste "accedió" a cambio de 100 euros que "guardó en su bolsillo".

El siguiente incidente se produjo el día 1 de diciembre de 2014. Entre las tres y las cuatro de la tarde, mientras Cabrera hacía su ronda de barrio en el distrito de Guanarteme, multó a un vehículo que estaba mal estacionado en la calle Venezuela. Su propietario, E. H. O. H., interpeló al agente por los motivos de la sanción y éste "le solicitó 50 euros para dejar sin efecto la misma", agrega el fiscal en su escrito de acusación. Ambos negociaron hasta "ajustar" la cuantía del "acuerdo" en 40 euros, pero el dueño del coche tendió una especie de trampa al agente: le entregó 20 euros y le dijo que iba a buscar el resto a su casa, con la finalidad de hacer una xerocopia del otro billete que iba a entregar al policía. Finalmente le dio los otros 20 euros en la calle Olof Palme y el funcionario policial accedió a romper el boletín de denuncia.

El tercer episodio sucedió el 12 de diciembre de 2014 en la Plaza de Farray. Sobre las 19.00 horas, Cabrera comenzaba a rellenar una infracción por aparcar en una zona de carga y descarga, pero llegó el dueño del coche y preguntó qué ocurría. El agente finalmente se embolsó 50 euros entregados por A. M. S. a cambio de romper el boletín de denuncia.

El último caso objeto de acusación ocurrió el 4 de febrero de 2015. El policía, mientras hacía su ronda en Guanarteme, paró un turismo sobre las 11.00 horas e informó al conductor que iba a multarle con 300 euros porque el copiloto no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Finalmente quedaron en un cafetería de Olof Palme y G. M. le dio 50 euros, concluye la Fiscalía de Las Palmas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Muere apuñalado un menor tras una pelea en Madrid

El joven, de 17 años de edad, presentaba una herida en la zona lumbar y otra en el hemitórax derecho

Un ciclista, en estado grave tras sufrir una caída

Al llegar, el personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) atendió y estabilizó al hombre

Una mujer, herida al ser atropellada por una motocicleta

El suceso ocurrió en las inmediaciones del túnel de Martiánez, dentro del municipio de Puerto de...

Detenido por robar 1.200 euros en una máquina tragaperras

El individuo anuló el dispositivo del lector de salida de monedas y sustrajo del interior de la...

Un coche atropella a una anciana de 90 años

Una mujer de 90 años resultó herida durante la tarde del sábado al ser atropellada por un vehículo...

El móvil de Diana es la clave

El móvil de Diana es la clave

La Guardia Civil intensifica el rastreo de las llamadas y la última hora de conexión de su...

Enlaces recomendados: Premios Cine