02 de septiembre de 2016
02.09.2016

El juez retira la custodia de la hija menor a la madre de Diana Quer

El padre dice que esta medida "llega muy tarde"

02.09.2016 | 02:30

Batidas ciudadanas, tuteladas por la Guardia Civil, se iniciaron ayer en A Pobra do Caramiñal (La Coruña) las labores de búsqueda de cualquier pista que aporte alguna información sobre el paradero de Diana Quer, la joven desaparecida hace once días en este municipio donde veraneaba.

Casi un centenar de personas acudieron al Ayuntamiento de A Pobra do Caramiñal para ofrecerse como voluntarios en estas batidas, que se organizan en grupos de entre cuatro y cinco ciudadanos, guiados por un agente de la Guardia Civil, entre 09:00 y 12:30 horas.

En la primera batida estaba previsto que participaran una treintena de personas, y el resto en posteriores rastreos los próximos días, ya que se trata de buscar cualquier indicio sobre el paradero de la joven.

El día estuvo enrarecido por conocerse en esa misma jornada que a la madre de esta muchacha de 18 años, también llamada Diana, le ha sido retirada la custodia de su hija pequeña, Valeria, aunque esto no tenga relación alguna con la investigación emprendida, tal y como han informado fuentes judiciales.

Juan Carlos Quer, el padre de Diana, ha confirmado que el juzgado de Ribeira ha quitado a su exmujer la custodia de Valeria, de 16 años, con el "objetivo prioritario de proteger a la menor".

No obstante, ha pedido centrarse en la búsqueda de Diana y, de momento, no hablará sobre la retirada de la custodia, que "llega muy, muy tarde". Ahora, ha apuntado, toca que Diana "retorne sana y salva" y que haya una actitud general proactiva, de sentir "esto como algo propio", porque podría sucederle a cualquier familia, como ya ocurre, y de facilitar todos los detalles que puedan tener relevancia.

El padre de la joven madrileña ha vuelto a hacer un llamamiento a Diana, cuya desaparición ha reiterado no es voluntaria, para que "tenga fuerza", porque siempre ha sabido tirar hacia adelante: "Estamos deseando abrazarla". "Tenemos todos el derecho y la obligación de saber que un día de fiesta nuestra hija puede salir tranquila de casa" y por ello hay que "acotar indeseables", ha insistido, en la creencia de que la joven pueda estar siendo víctima de una retención ilegal.

La joven Diana Quer, que tiene 18 años y vive en Pozuelo de Alarcón y estudia en Boadilla del Monte, veraneaba con su madre y su hermana en esta localidad de la costa de La Coruña. Precisamente, fue vista por última vez el 22 de agosto, tras disfrutar de la romería del Carme dos Pincheiros de esta localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine