30 de agosto de 2016
30.08.2016

Cae una banda de colombianos por robar a clientes por el método del 'pinchazo'

A una de sus víctimas, que salía de un banco en el Mayorazgo, le sustrajeron 10.000 euros. Los delincuentes desinflaban las ruedas de los coches de las víctimas

30.08.2016 | 02:04
Cae una banda de colombianos por robar a clientes por el método del 'pinchazo'

Cuatro hombres y una mujer, todos de edades comprendidas entre los 20 y los 57 años, de nacionalidad colombiana y especializados en hurtar a clientes de entidades bancarias por el método del 'pinchazo' fueron detenidos por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de Santa Cruz de Tenerife.

Precisamente, uno de los golpes más importantes de este grupo perpetrado en junio del presente año, adelantado por la opinión de tenerife, les permitió hurtar una elevada cantidad de dinero.

Los detenidos conformaba un grupo criminal especializado en introducir cánulas metálicas con la punta afilada en los neumáticos de los vehículos de las víctimas, confeccionadas por ellos mismos, para conseguir un desinflado lento de la rueda. Por este método llegaron a sustraer 10.000 euros a una de sus víctimas.

En dos registros domiciliarios, realizados en Santa Cruz de Tenerife tras los arrestos, se les intervino una amoladora y 30 tubos pequeños metálicos semiabiertos. Además, se recuperaron 3.750 euros del dinero sustraído.

Las pesquisas se iniciaron tras la denuncia interpuesta por una persona en la que relataba la sustracción de un maletín que contenía 10.000 euros y diversa documentación del interior de su coche. Los hechos sucedieron tras ser interceptado por otro vehículo mientras circulaba, cuyo conductor le indicó que tenía la rueda desinflada. Tras detener el automóvil, pudo comprobar que la rueda trasera se encontraba sin aire y con un tubo metálico hueco clavado en la misma.

En ese instante se paró junto a él otro coche del que se apearon dos personas. Una de ellas, una mujer, le preguntó por una dirección, mientras que el hombre se prestó a ayudarle a cambiar la rueda pinchada. Cuando la víctima acudió a cerrar su vehículo, comprobó que el maletín con el dinero que había sacado del banco había desaparecido, momento en el que el sujeto que se había ofrecido a ayudarlo abandonó el lugar a la carrera.

Las primeras pesquisas desarrolladas permitieron averiguar que estos formaban un grupo criminal especializado en este tipo de hurtos. Para el desarrollo de su actividad delictiva adoptaban unos roles determinados. Uno de ellos se apostaba en el interior de una sucursal bancaria con la finalidad de localizar un objetivo interesante ya que se fijaba en aquellas personas que realizaban un reintegro importante. Seleccionada la víctima la "marcaba" al resto de sus cómplices. Después, otra persona de la banda seguía al cliente del banco hasta donde tenía estacionado el coche, aprovechando el momento propicio para clavar en el neumático más alejado de donde se encontraba la víctima un tubo metálico al que previamente le habían sacado punta. Con ello se buscaba el desinflado paulatino del mismo. Cuando la víctima se percataba de que tenía un problema en el coche y, tras ser advertido por otro miembro de la banda que conducía un coche a su lado, entraban en juego los últimos actores, que distraían a la víctima hasta que perdía de vista sus pertenencias y se las sustraían, huyendo del lugar.

Las diligencias permitieron determinar las identidades del grupo y su localización en Santa Cruz de Tenerife, donde fueron capturados. Tras llevar a cabo dos registros domiciliarios, se les intervino una amoladora y 30 tubos metálicos acanalados. Dichos tubos, previamente afilados con la amoladora, eran los que clavaban en el neumático. Asimismo, se pudieron recuperar 3.735 euros de los 10.000 sustraídos a la víctima.

La intervención fue llevada a cabo por el Grupo de Delitos Patrimoniales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas y del mismo Grupo de la Comisaría de Distrito Norte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine