El alemán congelado en el 'crimen del arcón' en Gran Canaria estaba atado de pies y manos

El autor de los hechos usó cinta aislante para sujetarlo por las extremidades

13.08.2016 | 10:55
El alemán congelado en el 'crimen del arcón' en Gran Canaria estaba atado de pies y manos

Los últimos datos, según fuentes cercanas a la investigación, muestran que el ciudadano alemán encontrado muerto, el pasado lunes, dentro de un congelador en un trastero del complejo de bungalós Betancuria en Playa del Inglés (Gran Canaria), estaba atado de pies y manos con cinta aislante. Además, la misma fuente confirma que presentaba golpes en la cabeza y en la frente, aunque todavía no se determina que dichas señales sean el motivo de la muerte. El estado congelado del cadáver ha hecho que se retrase la autopsia, que se espera que se realice a lo largo del día de hoy. Así, la Guardia Civil se mantiene a la espera de la prueba forense para comprobar que, finalmente, se trata del alemán desaparecido hace dos años en la Isla, un dato que se cree seguro.

El revuelo entre los vecinos de la zona, en especial entre los cercanos a la Avenida Menceyes, donde están situados los bungalós dónde ocurrieron los hechos, sigue presente. A pesar de las diversas versiones que se expanden por el espacio, nada queda claro para este vecindario con cientos de dudas por resolver. De esta manera, los más cercanos a la pareja propietaria del trastero en el que se encontró el cuerpo sin vida se muestran sorprendidos ante todo lo ocurrido.

Hace aproximadamente un mes que uno de los miembros de la pareja, ambos de nacionalidad alemana, falleció a causa de un infarto, según un trabajador del complejo. La principal versión, dada por fuentes cercanas al caso, cuenta que, tras el duro golpe, su novio decidió mudarse del bungaló (número 51) en el que convivían desde hacía tres años y, para ello, comenzó, el pasado lunes, a recoger cada espacio de su propiedad junto a un amigo. Todo fue con normalidad hasta que inició la limpieza en uno de los trasteros (número 7) que poseían. Fue ahí donde, al abrir un arcón de 1,2 metros de largo y 70 centímetros de ancho, "cerrado con llave", según las mismas fuentes, se encontró el cadáver de una pieza, en posición fetal, rodeado con plástico y hecho un bloque de hielo.

Los que lo hallaron llamaron a la Policía Nacional, que se acercó de inmediato al lugar. Fuentes consultadas cuentan que, por su estado, el cuerpo podría llevar dos años congelado, lo que acerca a los investigadores a pensar que se trata del varón desaparecido hace el mismo tiempo. La principal teoría con la que trabajan los investigadores es que el alemán fallecido por muerte natural el pasado mes de julio es el presunto homicida, ya que se les relaciona con una posible relación sentimental anterior. A esperas de la resolución que aclare los hechos, todo apunta a que se trata de un crimen pasional.

Diferentes historias para no dormir resuenan entre los vecinos, a intentos de resolver un caso que no ha dejado indiferente a nadie. De esta forma, ha sido el tema más sonado en Playa del Inglés, en especial en la avenida donde se encuentran los bungalós y en El Yumbo. La mayoría define a la pareja que vivía en el complejo como "gente normal, tranquila y a lo suyo", por lo que no salen de su asombro tras lo ocurrido. Así, sólo esperan volver a la normalidad lo antes posible y que el mar de dudas se despeje pronto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine