Alerta en las Islas

La sábana de agradecimiento de Aida

La garafiana fue la primera persona que colgó en las redes sociales una foto de su azotea en el barrio de San Isidro, en Breña Alta, con el mensaje: "Gracias, ánimo"

10.08.2016 | 10:10
La sábana de agradecimiento de Aida
La sábana de agradecimiento de Aida

Aida Mantesa Francisco, la ciudadana cuyo gesto ha llevado a centenas de personas a sacar sábanas viejas a las azoteas de sus casas escritas con mensajes de ánimo para los pilotos de los once helicópteros e hidroaviones que llevan cinco días defendiendo La Palma, aseguró ayer que lo hizo ante la impotencia de ver cómo el fuego arrasa con parte de su Isla.

Mantesa, nacida hace 47 años en Garafía, fue la primera persona que colgó en las redes sociales una foto de su azotea en el barrio de San Isidro, en Breña Alta, en la que colocó una sábana blanca, sobre la que anotó con pintura negra la siguiente nota: "Gracias, ánimo".

La impulsora de las ya conocidas como "sábanas de gracia" animó en una entrevista a Efe a que siga su ejemplo todo el que está en su casa sin saber cómo ayudar y agradecer a los pilotos su trabajo para luchar contra el fuego que afecta a la isla de La Palma desde hace cinco días y que ya ha quemado más de 4.000 hectáreas de terreno.

Es fácil, simplemente se necesita una sábana vieja, pintura y, sobre todo, sentir amor por la Isla Bonita, señala Aida, a quien se le ocurrió esta idea hablando con su novio, quien, al verla sin saber qué hacer, le recomendó que cogiera las pinturas que tenían en el garaje de su casa y escribiera un mensaje a los que arriesgan su vida para evitar que el fuego se extienda por su querida Isla.

Así, Aida puso su mensaje de apoyo en la azotea de su casa, desde la que no paraba de ver el movimiento continuo de los helicópteros e hidroaviones que trabajan desde el pasado miércoles contra el incendio que comenzó en la Montaña de Jedey, en el municipio de El Paso.

"Poner el mensaje me calmó y me hizo sentir útil", cuenta esta limpiadora de hogar, quien, seguidamente, colgó una fotografía de la pancarta en Facebook y propuso a los que, como ella, se sentían impotentes ante las llamas que hicieran lo mismo.

Aunque vivan en el norte de la isla, en Barlovento -donde no ha llegado el incendio, que se sitúa fundamentalmente en el sur-, insiste en que estos mensajes hacen sentir bien a uno mismo y, al mismo tiempo, es una manera de mostrar agradecimiento.

Sorprendida por la repercusión de una idea surgió de una charla con su pareja, Aida no esperaba que las sábanas en las azoteas se convirtieran en la forma de los palmeros de agradecer la tarea de los agentes forestales, bomberos, emergencias y otros efectivos que recorren toda la isla ya sea por la vía terrestre o aérea para acabar con el incendio. "No suelo compartir fotos privadas en Facebook, pero esta vez pensé que merecería la pena", asegura la propulsora de las "sábanas de gracia", a quien a través de esta red social le llegó un mensaje de agradecimiento de otra persona que había hecho lo mismo en el último incendio del año 2012 de La Gomera, en el que se quemaron 4.100 hectáreas y el 25% del Parque Nacional de Garajonay se vio afectado.

Esta nota de La Gomera y otros muchos mensajes recibidos desde otros puntos de Canarias le han ayudado a reunir fuerzas para dar un paso más y acudir como voluntaria a apagar el fuego de Fuencaliente acompañada de su novio, profesional del rescate de montaña.

Hasta las 4:00 de mañana no se acostó el pasado viernes ayudando a sofocar este frente, relata orgullosa Aida desde la azotea de su casa en Breña Alta, desde la que con las mismas manos con las que escribió "Gracias, ánimo" casi pudo tocar los hidroaviones y helicópteros que, por quinto día consecutivo, trabajan en su Isla para controlar un incendio en el que ha muerto un agente forestal y ha provocado 3.000 desalojos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine