Detectado un nuevo fraude en parking para personas con movilidad reducida

Un hombre fue denunciado por utilizar una tarjeta acreditativa a nombre de su hija, que falleció en 2008, para estacionar en zonas reservadas en el centro de Santa Cruz

15.07.2016 | 23:48

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha detectado un nuevo supuesto fraude en la utilización de una tarjeta de estacionamiento exclusiva para Personas con Movilidad Reducida (PMR). En este caso, y gracias a la colaboración ciudadana, se verificó que un hombre ocupaba asiduamente con su vehículo algunas plazas de estacionamiento reservado, en una zona céntrica de la capital tinerfeña.

Los agentes, tras comprobar que no era titular de permiso alguno para estacionar su vehículo en zonas habilitadas para PMR, fue localizado cuando estaba en su domicilio.

El presunto infractor reconoció que estacionaba de manera irregular y que lo hacía de forma habitual utilizando la tarjeta acreditativa de la que era titular su hija, quien había fallecido en el año 2008.

A la vista de la situación se procedió a la retirada de la tarjeta y su remisión al organismo público encargado de su gestión y control, a quien los policías locales también comunicaron los hechos.

Hace menos de un mes, la Policía Local santacrucera había sorprendido también a un aparcacoches que hacía un uso fraudulento de su propia tarjeta de estacionamiento para PMR en la calle Leoncio Rodríguez. El hombre, de 50 años, se dedica a estas labores en la zona y entregaba su tarjeta a otros conductores para que pudieran hacer un uso fraudulento de los estacionamientos reservados para este tipo de usuarios de la vía.

De hecho, los agentes pudieron observar esta práctica e intervinieron con el infractor, quien reconoció estar cometiendo este fraude, añadiendo que lo hacía para facilitar que los conductores pudieran aparcar en esa zona sin estar habilitados para ello. Así, los conductores que usaban este método, gracias a la colaboración del aparcacoches, estacionaban en los reservados próximos. Los agentes le retiraron la tarjeta de la que era titular y se adjuntó un informe al organismo autonómico correspondiente.

La concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Zaida González, ha incidido en la "lucha sin cuartel" que libra el Ayuntamiento contra este "tipo de comportamientos incívicos y que privan de sus derechos a los usuarios para los que están destinados esos aparcamientos".

En noviembre del año pasado, la Policía Local logró pillar in fraganti a un vecino que también utilizaba de manera fraudulenta una tarjeta de estacionamiento para PMR que pertenecía a su mujer, fallecida ocho meses antes. Fueron los vecinos los que alertaron a los agentes de que este ciudadano, de 67 años, estaba usando el permiso sin tener derecho a ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine