El cadáver que apareció descuartizado es de una mujer que murió de forma violenta

El cráneo de la víctima tiene un orificio que podría ser de una bala o un objeto punzante - Los investigadores no descartan que se trate de un ajuste de cuentas

10.07.2016 | 10:05
El equipo de forenses desplazados al Barranco de Santos el jueves.
El cadáver que apareció descuartizado es de una mujer que murió de forma violenta

La mujer de mediana edad que apareció descuartizada en el interior de dos maletas en una cueva del Barranco de Santos murió de forma violenta. Según las primeras hipótesis que maneja el equipo de forenses que trabaja en la investigación la víctima presenta un orificio en el cráneo que podría estar provocado por una bala o haberse hecho con un objeto punzante.

Según relatan fuentes cercanas a la investigación el motivo del crimen podría estar relacionado con el tráfico de drogas y un posible ajuste de cuentas. Tampoco descartan los investigadores que se trate de un caso de violencia de género.

El cuerpo sin vida de la mujer fue encontrado a primera hora de la noche del pasado jueves bajo el puente de Javier de Loño Pérez, a la altura del Hospital Psiquiátrico, en una de las cuevas que se localizan en el Barranco de Santos. La Policía investiga si las dos maletas donde se encontró el cadáver descuartizado podrían haber sido arrojadas desde lo alto del puente. Sin embargo, los jóvenes que ayudaban a apagar un incendio en la zona y que fueron los que se encontraron los bultos en su recorrido, hallaron los petates en la zona interior de la cueva por lo que todo parece indicar que la posibilidad de que las maletas fueran tiradas desde lo alto no se sostiene.

Aunque todavía se desconoce la identidad de la víctima, los agentes valoran si podría tratarse de alguna mujer cuya desaparición se haya denunciado. Con el estado de descomposición del cuerpo y la presencia de pelo en el cráneo la fallecida todo apunta a que llevaba muerta varias semanas.

Cuando aún no se ha terminado de esclarecer el hallazgo del cadáver de un ciudadano brasileño, supuestamente asesinado por su hijo y troceado, que arrojó en dos maletas al mar en la playa de Valleseco, aparecen de nuevo dos maletas con otro cadáver, esta vez de una mujer, de nuevo descuartizado. En uno de los bultos se encontraba el cráneo que conservaba la dentadura, en perfecto estado, lo que servirá para descubrir la identidad de la víctima. En el segundo estaba el tronco y en él había restos de carne y sangre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine