Siete policías de Arona se dan de baja el viernes y dejan el municipio sin seguridad

El suboficial se quedó solo al frente de la comisaría y tuvo que derivar las llamadas a la Guardia Civil y a la Policía Nacional - Los agentes se niegan a hacer horas extra

06.07.2016 | 04:33

De los ocho policías de Arona que prestaban servicio el viernes por la noche, siete se dieron de baja por sentirse indispuestos, lo que obligó al suboficial a subir hasta la centralita de la Comisaría para atender las llamadas de auxilio de los vecinos, las cuales eran derivadas bien a la Guardia Civil o al Cuerpo Nacional de Policía, según confirmaron fuentes oficiales del cuerpo local a la opinión de tenerife.

Detrás de estas bajas, se encuentra el hecho de que los funcionarios no están dispuestos a realizar horas extra si la situación económica no cambia. Esta coyuntura dejó sin seguridad a todo el municipio y la Guardia Civil tuvo que cubrir los eventos festivos que tuvieron lugar esa madrugada.

Fuentes municipales añadieron que estas bajas se producen después de una asamblea celebrada en el edificio de servicios municipales de La Camella el pasado día 6 y donde los policías plantearon diferentes medidas de presión, entre ellas no efectuar más horas extra.

Estas mismas fuentes manifestaron que con este tipo de medidas lo que se trata es de boicotear los servicios. Un policía de la plantilla de Arona que prefirió guardar el anonimato se preguntaba qué pasaría en caso de producirse una emergencia como la ocurrida tras el derrumbe de un edificio en Los Cristianos ¿se hubiesen dado de alta?

Esta circunstancia fue puesta en conocimiento tanto de la responsable de la Policía Local, Carolina Reverón como del concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Sebastián Roque Alonso, así como del alcalde del municipio, José Julián Mena, sin que hasta el momento de redactar esta información se tenga constancia de las medidas que se van a adoptar frente a este tipo de actos, entre los que cabría la apertura de un expediente y pasar a cobrar el 75% del salario, tal y como manifestó un mando de la plantilla en desacuerdo con este tipo de actos. Esta persona hizo hincapié en la debilidad de la Corporación que permite lo que denominó como "terrorismo policial", al permitir que Arona se quedase sin un servicio tan fundamental como el de Seguridad Ciudadana. Además, apuntó que el Consistorio no puede superar los topes de subidas salariales impuestas por el Ministerio de Hacienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine