Prisión para un delincuente que robaba coches y luego pedía un rescate por ellos

En un caso prendió fuego a un turismo al negarse la víctima a sus pretensiones

29.06.2016 | 02:00

Agentes de la Policía Nacional adscritos al Grupo II de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Local Puerto de La Cruz - Los Realejos detuvieron a M. A. M. F., varón, natural de Puerto de la Cruz como autor de tres delitos de extorsiones consumadas, dos más en fase de preparación, cinco sustracciones de vehículos, tres usurpaciones de identidad, así como, de veinticuatro robos en interior de vehículos.
Durante el año 2015 se detectó un incremento en las sustracciones en interior de vehículos, así como inusuales denuncias de robos de turismos y posterior extorsión a sus legítimos propietarios para la recuperación de los mismos, llegando el ya detenido a incendiar uno de los vehículos por la negativa de éste a acceder a las pretensiones económicas para que le fuera restituido.

Ante la gravedad de tales hechos se llevó a cabo una minuciosa investigación policial tutelada judicialmente, consiguiendo los policías frustrar una segunda extorsión que estaba llevando a cabo el autor de los hechos, ya que se pudo recuperar el vehículo antes de que sufriese ningún desperfecto.

Tras llevar a cabo la detención del autor de los hechos y ser autorizados por dicho Juzgado de Instrucción la entrada y registro del domicilio del imputado, los investigadores intervinieron multitud de efectos vinculados a las causas investigadas, tales como inhibidores de ondas, ganzúas para cerraduras de vehículos, desconectores de inmovilizadores electrónicos, llaves vírgenes de vehículos, distorsionadores de voz, munición para armas de fuego de varios calibres, taser de descarga eléctrica, defensas metálicas extensibles y puño americano.

Con la información recabada, los investigadores lograron establecer el modus operandi del detenido el cual copiaba las llaves de los vehículos tras decodificar la combinación del sistema de cierre, para posteriormente inutilizar los elementos de seguridad electrónicos, teniendo disponibilidad de los vehículos con llave en todo momento. Una vez se apoderaba del automóvil en cuestión, contactaba con el legítimo propietario acreditando la disponibilidad sobre el mismo, reclamando una cuantía económica para recuperarlo sin desperfecto alguno.

Una vez tramitado el correspondiente atestado policial se remitió al Juzgado de Instrucción que entendía del caso, decretando el titular del mismos la prisión preventiva del imputado, al que le constan 41 detenciones en su haber, no descartando los investigadores la comisión de más hechos debido a la cantidad de documentación y efectos intervenidos en la entrada y registro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine