ÚLTIMA HORA
Empate entre Las Palmas y Espanyol tras fallar un penalti los canarios en el último minuto (2-2)
Maltrato animal

Detenido tras hallar en su granja 21 vacas muertas

La Guardia Civil ha arrestado al dueño de una explotación en la localidad cántabra de Los Corrales de Buelna

30.06.2016 | 06:34

La Guardia Civil ha detenido este miércoles al dueño de una explotación ganadera de Los Corrales de Buelna (Cantabria), donde veterinarios del Gobierno regional han localizado 21 reses muertas y otras 21 en estado "lamentable, al borde de la muerte por inanición".

Según informa en nota de prensa el instituto armado, el hombre, M.R.Q., ha sido detenido por un presunto delito de maltrato y abandono de animales.

La directora general de Ganadería del Gobierno de Cantabria, Beatriz Fernández Quintana, ha decretado el cierre de la explotación y ha subrayado que las instalaciones estaban en un estado lamentable.

Fernández Quintana, que ha explicado que en 2015 ya se inició una investigación sobre la estabulación y su dueño de la que se ocupó un Juzgado de lo Penal de Torrelavega, ha denunciado las condiciones sanitarias e higiénicas del lugar.

A las 21 vacas aún vivas, que se encontraban dentro de la explotación y que mugían "de hambre", se les ha tenido que aplicar la eutanasia en el centro de sacrificio animal de Meruelo, debido a que "no había manera de recuperar a esos animales", ha afirmado la directora general.

La Guardia Civil explica que la detención se produce después de que ayer, sobre las 9.00 horas, los veterinarios del Gobierno de Cantabria comenzaran a inspeccionar la estabulación "por falta de higiene" y al encontrarse los pozos de residuos anegados y "rebosando sobre los pasos de servidumbre".

Los veterinarios del Ejecutivo cántabro comprobaron al entrar en la explotación, a la que no acudió su propietario en ese momento, que dentro había 21 vacas muertas, cuyos cadáveres estaban entre excrementos y residuos de las cuadras.

También, alrededor de esos cadáveres, había otras 21 reses "en estado lamentable, al borde de la muerte por inanición, sin comida ni agua en los abrevaderos".

Los servicios veterinarios del Gobierno ordenaron, en ese momento, al traslado de los animales para su sacrificio, por el estado en el que se encontraban.

Los agentes han procedido a precintar la explotación, que queda a disposición del Juzgado correspondiente y del Gobierno cántabro.

La Guardia Civil está confeccionando denuncias en materias relacionadas con el medio ambiente, residuos, vertidos, sanidad animal y documentación agrícola, según informa el Cuerpo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine