Asaltan un santuario en Cabo Blanco y decapitan al Hermano Pedro y a la Virgen de Candelaria

Fue construido por los feligreses, que creen que se trata de un acto vandálico más que satánico

15.06.2016 | 18:29
Talla del Hermano Pedro decapitada.

Indignación , cabreo, malestar es lo que sienten los vecinos de Roque Igara, en Cabo Blanco (Arona), al ver como supuestamente algún vándalo decapitó las imágenes dedicadas al Santo Hermano Pedro y a la Virgen de Candelaria que estos habían colocado en un pequeño santuario hecho con esmero y fervor, tal y como manifestó una vecina a la opinión de tenerife.

Roque Igara es la montaña emblemática del barrio y los hechos debieron de suceder hace dos semanas aproximadamente. Los vecinos que suben a la montaña llevan ramos, velones y objetos que depositan a los pies de las figuras religiosas. Las cabezas no están en el lugar mientras que otros restos de las figuras si están en los alrededores. Los autores del hecho arrancaron las flores de las jardineras. Los vecinos no se explican quien ha podido realizar tal acto, a pesar de que es una zona de tránsito al que acuden muchas vecinas que se encargan de cuidar el santuario. La indignación, la tristeza y el malestar eran patentes ayer en este populoso barrio de Arona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine