La Unipol reduce a un demente que rompía botellas en el Club de Paso Alto

31.05.2016 | 23:36

Hasta cinco agentes de la Unipol hicieron falta para que en la mañana del pasado lunes consiguiesen reducir a un varón de casi 150 kilos de peso, que al parecer tenía sus facultades mentales perturbadas, y que se encontraba rompiendo botellas en el Club Deportivo Militar Paso Alto, en la capital tinerfeña, según adelantaron testigos presenciales de los hechos a este diario.

Fueron los responsables de la entidad los que avisaron a las autoridades de que un varón se encontraba presa de un gran estado de excitación y nerviosismo y que no atendía a los requerimientos para que depusiese su actitud. Cuando los policías llegaron al club comprobaron que esta persona no obedecía tampoco las órdenes de los funcionarios, por lo que provistos de un escudo reversible se aproximaron al varón y lo fueron rodeando. En un momento determinado una persona se lanzó a los pies y lo bloqueó lo que le hizo perder el equilibrio, momento en el que los agentes consiguieron reducirlo para su posterior traslado hasta un centro sanitario. Señalar que el ciudadano no sufrió ningún daño a pesar de lo aparatoso de la caída.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine