Cae en Caracas el tinerfeño que se inventó un imperio petrolero

Francisco Javier González Ávarez, nacido en San Cristóbal de La Laguna, conseguía ganarse a sus clientes a través del engaño

24.05.2016 | 19:22
Cae en Caracas el tinerfeño que se inventó un imperio petrolero

El pasado jueves, Venezuela detuvo a Francisco Javier González Álvarez, de 65 años y nacido en San Cristóbal de La Laguna, tras más de 20 años de estafas por medio mundo, según publica ElConfidencial.com en su edición de este martes. No fue arrestado casualmente en un aeropuerto, sino que un dispositivo le esperaba en Baruta, en el área metropolitana de Caracas, según la información que difundió el Ejecutivo venezolano.

González parecía ser un pez gordo, paseaba a sus clientes en helicóptero y hablaba de negocios petroleros con China, Nigeria y Venezuela.  Incluso consiguió que la agencia EFE publicara un acuerdo de su supuesta petrolera con una compañía china valorado en 150.000 millones. Con esas credenciales logró que una gran empresa de Puerto Rico le adelantara 7,8 millones de dólares (5,66 millones de euros) para comprarle asfalto. El cargamento nunca llegó y en junio de 2014 pusieron una querella por estafa en la Audiencia Nacional.

Arevenca es, en teoría, una gran petrolera, con oficinas en Europa, Asia, África y América. Según su web, está construyendo una de las refinerías "más grandes del mundo". La documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial describe a un timador de película, tanto o más que el que inspiró la película de Hollywood 'Atrápame si puedes' y que ha estado burlando a la justicia durante todos estos años. 

Según un reportaje del diario de Miami 'Vértice', González intentó adquirir un avión privado por 50 millones de dólares dando como prueba de solvencia refinerías mexicanas que en realidad eran de Pemex.

"Se movía en helicóptero y se alojaba en el Wellington. Con el lujo, impactaba a sus presuntas víctimas"-relata ElConfidencial.com- "González no iba a EEUU porque unos empresarios nigerianos le denunciaron en Nueva York reclamándole 12 millones de dólares. Hay noticias confusas sobre un breve arresto en Aruba en 2012. A miles de kilómetros de allí, en la plaza de Castilla de Madrid, un juzgado instruye el caso de unos empresarios guineanos que aseguran que también han sido estafados, según fuentes próximas al caso. Mientras se movía entre Aruba, Trinidad, Madrid y Venezuela sin paradero fijo, la Audiencia Nacional agotaba su paciencia".

El caso tiene un futuro incierto, porque González además de tener pasaporte español también lo tiene venezolano y casi ningún país extradita a sus nacionales. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine