Un incendio calcina la última planta del Hotel Neptuno en Bajamar, La Laguna

El establecimiento ha sufrido diversos vandálicos a lo largo del tiempo

23.05.2016 | 13:00
Las llamas calcinaron la última planta del antiguo hotel Neptuno.

Un nuevo incendio calcinó en la noche de ayer la última planta del Hotel Neptuno en Bajamar, La Laguna. Los bomberos del Consorcio del parque lagunero acudieron con una bomba urbana pesada (BUP) y cuatro agentes quienes en aproximadamente media hora extinguieron las llamas.

El fuego, al parecer provocado, se inició sobre las 20:50 horas y comenzó en la cuarta planta del inmueble donde se acumulan gran cantidad de enseres de varios okupas que viven en las instalaciones. De hecho, los bomberos se encontraron con colchones, sofás y mucha basura, que fue pasto de las llamas. Los miembros del servicio de extinción de incendios emplearon unos mil litros de agua y sobre las 21:20 horas quedaba sofocado el fuego. Hasta el lugar se dirigieron varias patrullas de la Policía Local de La Laguna así como del CNP.
El Hotel Neptuno vuelve de esta manera a protagonizar un nuevo incidente. Los vecinos de la zona han denunciado en varias ocasiones la situación ya que existen viviendas próximas cuyos propietarios temen por su seguridad. No solo son habituales los incendios en su interior, sino la basura que acumula.

Los problemas del Hotel Neptuno comenzaron con su cierre hace nueve años. El negocio turístico que en otra época fue un referente de la industria en la Isla quebró y el edificio salió a subasta. Desde entonces los actos vandálicos han sido frecuentes y la situación ha llevado a los vecinos a realizar varias denuncias ante los responsables municipales. El año pasado, los moradores del barrio presentaron unas 250 firmas en el Consistorio exigiendo que el edificio sea tapiado para evitar incidentes de este tipo. Se quejan de la insalubridad de la zona, ya que el interior está lleno de basura y desperdicios. También se lamentaron de los continuos destrozos. Durante uno de ellos los okupas que habitualmente acceden a las instalaciones lanzaron varios de los muebles que aún se conservan en el hotel por la ventana. También ha habido incendios en los búngalos que formaron parte del recinto.

El pasado mes de marzo, la Gerencia de Urbanismo aprobó un expediente de ejecución forzosa para tapiar el edificio y asegurar la zona. La intervención, que precisa de autorización judicial al tratarse de una propiedad privada, está valorada en más de 30.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine