Un hombre estrangula a su pareja en Cuesta Piedra y se entrega a la Policía

El presunto homicida, de unos 70 años, tenía antecedentes y había estado varias veces en la cárcel

13.05.2016 | 13:51
Un hombre estrangula a su pareja en Cuesta Piedra y se entrega a la Policía

Un hombre de unos 70 años y de origen peninsular asesinó, en la noche del miércoles, a su pareja, que iba a cumplir en junio 51 años, en el barrio santacrucero de Cuesta Piedra. Esta muerte por estrangulamiento es el primer caso de violencia machista que se produce en Canarias en lo que va de año. La Policía Nacional detuvo al hombre, acusado de matar presuntamente a su pareja. Fue el presunto asesino, cuyas siglas son D. R. S., quien informó de los hechos a los agentes alrededor de las siete de la mañana, aunque el asesinato tuvo lugar la noche anterior, a eso de las 23:00 horas. La investigación está dirigida ahora por el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía.

La pareja compartía la vivienda ubicada en el número 23 de la calle José Luis de Miranda. Vivían en este domicilio desde que estas casas fueron entregadas a los vecinos en febrero del año 2013, como parte de la reposición de viviendas del chicharrero barrio de Cuesta Piedra. La víctima, de todos modos, vivió en el barrio chicharrero desde que era muy pequeña.

Los vecinos de esta zona del barrio de Cuesta Piedra explicaron ayer que la mujer asesinada, cuyas siglas son M. C. G. D. y que era conocida como La Corucha, ya había presentado denuncias previas por malos tratos reiterados, la última en diciembre de 2015. Las fuentes policiales consultadas por la opinión de tenerife apuntaron que existe constancia desde el año 2000 de estas denuncias y que estas eran mutuas; sin embargo, nunca se habían tomado medidas al respecto. La víctima estuvo catalogada en riesgo alto como potencial víctima de violencia machista pero poco después descendió hasta el nivel medio.

La muerte de la mujer se produjo tras una fuerte discusión entre la pareja, que se inició después de que ella encerrara a su compañero en el baño. El delegado Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, señaló en la mañana de ayer que el presunto autor de los hechos se encuentra detenido en las dependencias policiales y será puesto a disposición judicial.

Los vecinos de la mujer asesinada aseguraron que la pareja estaba desempleada y solo percibía pequeñas pensiones, aunque los habitantes de esta zona coinciden en que el presunto asesino era quien gestionaba todo el dinero. Los dos eran toxicómanos desde hacía años y habían pasado varios periodos de su vida encarcelados en Tenerife II. Las discusiones eran constantes entre ellos, pero el último mes la situación se había agravado, y las peleas eran más violentas y frecuentes. Durante estos enfrentamientos, no era raro que cada uno de ellos tirara diferentes enseres por las ventanas de la vivienda, como raquetas, platos, cuchillos e, incluso, en la última semana, también habían tratado de lanzar al vacío una nevera. Asimismo, hace pocos días, la víctima recibió una puñalada en la pierna por parte de su pareja. La mujer caminó por las calles de Cuesta Piedra con la pierna ensangrentada pero no denunció la agresión ni acudió al médico para ser tratada.

La víctima tenía cuatro hijos pero ninguno de ellos vivía con ella en la actualidad. El mayor tiene cerca de 30 años y el más pequeño, que es el único fruto de la relación entre M.C.G. D. y D.R. S., tenía unos seis años y fue el que durante más tiempo permaneció con la madre, alrededor de un año.

Los vecinos de la santacrucera calle José Luis de Miranda coinciden en que la Policía tendría que haber intervenido antes debido a la grave situación que se estaba produciendo dentro de la vivienda del número 23. Algunos vecinos explicaron ayer que, en los últimos tiempos, habían recogido firmas para denunciar los malos tratos continuados ante la Policía Local y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Área de Viviendas Municipales. Y es que, lamentaron, a pesar de que la víctima había acudido al cuerpo policial para tratar de acabar con las agresiones, no había conseguido una orden de alejamiento. No obstante, los agentes solían acudir a esta zona de Cuesta Piedra y en la tarde del miércoles un vehículo policial había visitado la calle donde por la noche se produjo el asesinato.

El Ayuntamiento de Santa Cruz guardó durante la mañana de ayer un minuto de silencio en memoria de la mujer fallecida. El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, estuvo acompañado por la subdelegada del Gobierno en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, María Rosario Cabrera, y la vicepresidenta segunda del Cabildo de Tenerife, Cristina Valido, así como de concejales y personal de la Corporación santacrucera, que mostraron su repulsa ante este hecho.

Por su parte, el Gobierno de Canarias también mostró su repulsa ante este asesinato. El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, solicitó a toda la ciudadanía su implicación para acabar con esta "barbarie" que afecta a la sociedad en su conjunto.

"No podemos tolerar la más mínima manifestación de violencia hacia las mujeres y todos debemos rechazar y condenar públicamente la violencia de género para conseguir eliminar este gravísimo problema social", enfatizó Afonso, quien sostuvo que "solo aunando esfuerzos y aumentando la conciencia social contra la violencia machista se logrará erradicarla por completo". El consejero aprovechó para recordar a las mujeres que sufren la violencia de género que disponen de los recursos que componen la Red Social de Prevención y Protección Integral de las Víctimas, que cuenta con servicios en todas las Islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine