La familia de los navegantes desaparecidos piden que se active la búsqueda

El rescate de los españoles en Malasia aporta a esperanzas para el asturiano, que reside en Tenerife y su sobrino, que llevan 14 días desaparecidos

13.05.2016 | 11:53
La familia de los navegantes desaparecidos piden que se active la búsqueda

La familia del asturiano Emilio López y de su sobrino Alex, desaparecidos hace 14 días cuando trasladaban un barco desde Cannes hasta Palma de Mallorca, ha pedido que se active la búsqueda con la incorporación del Servicio Aéreo de Rescate y la ampliación de la zona de rastreo.

El portavoz de la familia, Luis Díez, explicó que Emilio y Alex, ambos con titulación de patrones mayores de cabotaje y con muchos años de experiencia, partieron el 29 de abril del puerto de Cannes con un velero, "Sirius", de 13 metros de eslora que lo trasladaban hasta Palma por encargo de un armador inglés para participar en una regata.

La travesía tenía que durar entre 48 y 50 horas por lo que se esperaba la llegada a Palma el 1 de mayo y al no tener noticias de ellos, se activó la alerta y Salvamento Marítimo comenzó la búsqueda, según relató a Efe el portavoz de la familia.

Díez explicó que Emilio, residente en Tenerife, tiene 55 años y más de 30 de experiencia recorriendo los mares y su sobrino Alex, de 41 años y residente en Palma de Mallorca, también tiene muchos años de experiencia en los que ha sido instructor de unidades de emergencia marítima.

El portavoz afirmó que tras cuatro días de búsqueda en la que se rastreó el norte de Menorca, una zona de Córcega y de la costa francesa hasta Cataluña, se interrumpió el operativo y sólo quedó activo el aviso a navegantes.

En opinión de la familia, los dos navegantes continúan con vida y están perdidos en el mar por lo que insisten en la necesidad de que se active de nuevo la búsqueda con la incorporación de nuevos medios y se amplíe el rastreo por la costa italiana y por Argel y Túnez, donde la corriente los podía haber llevado.

Díez señaló que el hallazgo de los dos españoles en Malasia ha abierto la esperanza a la familia y recordó que Emilio y Alex son muy meticulosos con la seguridad, y aunque la travesía era corta, llevaban víveres para diez días que pueden haber racionado para otros diez.

Además indicó que Emilio llevaba un traje de flotabilidad positiva y el velero que trasladaban a Palma, aunque vuelque, es difícil de hundir.

El día después de zarpar del puerto de Cannes, se produjo una tormenta en el Golfo de León, con viento algo fuerte y la familia sospecha que por algún motivo perdieron la gobernabilidad del barco y las corrientes los arrastraron hacia zona italiana y costa africana.

En el rastreo que se ha realizado no se ha encontrada rastro alguno del barco ni de sus tripulantes, dijo el portavoz familiar, circunstancia que permite albergar la esperanza de que continúen a la deriva.

Además subrayó que al contrario de Malasia, el Mediterráneo "es una autopista" de barcos aunque indicó que este tipo de veleros tiene poco eco para los radares y la normativa inglesa no obliga a que lleven radio balizas.

Diez indicó que al parecer el Ministerio de Asuntos Exteriores le ha dado aviso a los cónsules de las países donde la familia sospecha que puedan estar a la deriva y también ha solicitado la intermediación del Gobierno de Canarias para que active el dispositivo de búsqueda.

En esta búsqueda, además del Ejército del Aire y el SAR, la familia ha pedido que se incorpore la Guardia Civil.

"Cada minuto que pasa la desesperación y la angustia de la familia aumenta", dijo el portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine