Dejan en libertad a un ladrón detenido la semana pasada y lo apresan de nuevo

Se trata de un delincuente de Puerto de la Cruz que pudo ser capturado gracias a los vecinos de San Juan de la Rambla

13.05.2016 | 02:20

Un delincuente de 45 años, que había sido detenido por agentes de la Guardia Civil el pasado 2 por fuerzas del Instituto Armado de Buenavista del Norte, fue apresado el miércoles cuando robaba en el municipio norteño de San Juan de la Rambla.
Fueron los guardias civiles del puesto de Icod de los Vinos quienes interceptaron a este individuo, de manera in fraganti, cuando forzaba un turismo.

Una vez llegó la pareja de la Benemérita al lugar se hicieron cargo de este sujeto, al cual se le incautaron diversos utensilios y herramientas que empleaba para cometer los robos; además de usar un turismo al cual colocaba placas de matrícula que previamente sustraía de otros coches, con la finalidad de intentar preservar el anonimato.

Se da la circunstancia de que esta misma persona ya había sido detenida en la zona de Sibora, en Los Silos. Se trata de M. A. M. F., natural de Puerto de la Cruz, un delincuente habitual que cuenta con numerosos antecedentes policiales, entre ellos por robo y hurto de uso de vehículo a motor, según confirmaron fuentes del Instituto Armado a la opinión de tenerife.

En esa ocasión fue apresado alrededor de las 05:00 horas cuando la Guardia Civil recibió una llamada de un alertante anónimo en la que manifestaba que en las inmediaciones del edificio Sibora había un sujeto sustrayendo del interior de los turismos allí estacionados. Cuando la pareja de la Benemérita llegó al lugar, encontraron a un individuo, provisto de un pasamontañas de color negro, una gorra del mismo color, guantes y una linterna, con la cual estaba registrando el interior de uno de los vehículos. En el momento de ser interceptado y cuando estaba siendo interrogado si el coche era suyo, éste respondió que no, que no sabía lo que hacía dentro de él, que no se acordaba como había llegado hasta allí. Ante ello, los agentes decidieron cachearlo, momento en el que opuso cierta resistencia, para lo cual se tuvo que hacer uso de la fuerza mínima indispensable. Los guardias civiles le encontraron varios destornilladores, linternas, tijeras, una navaja multiusos, dos mandos, un lector, un puntero láser, un dispositivo rompedor de vidrios, una juego de ganzúas, varios guantes de látex y, en el interior de uno de los bolsillos del chaleco que vestía, una de las llaves del turismo que estaba forzando, un Audi. Los guardias comprobaron que la llave correspondía a un turismo estacionado en las cercanías, un Volkswagen Bora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine