Tragedia en Arona Reacciones y antecedentes

Un hecho sin precedentes

La Isla ha sufrido sustos relacionados con inmuebles, como los de los edificios Alsaca e Imperial de Santa Cruz, pero nada parecido a lo ocurrido en Arona

18.04.2016 | 01:59
Edificio Alsaca durante las obras de apuntalamiento.
Un hecho sin precedentes
Un hecho sin precedentes
Un hecho sin precedentes
Un hecho sin precedentes

La localidad turística de Los Cristianos , en Arona, sufrió ayer una tragedia sin precedentes en la Isla, al menos con respecto a sucesos relacionados con caídas de edificios. Sí se habían producido con anterioridad algunos sustos pero nunca un derrumbe de tal calibre que provocase, además, la muerte de personas.

El último susto se produjo en la capital tinerfeña, en la Rambla Pulido, en el año 2002. Los propietarios del edificio Alsaca tuvieron que abandonar precipitadamente sus casas. El 6 de abril de 2002, la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz decretó el desalojo de dicho inmueble después de detectar graves daños estructurales como consecuencia de las lluvias torrenciales producidas una semana antes. Las 24 familias afectadas tuvieron que hacer frente a una obra de más de tres millones de euros para restaurar el inmueble y reformar el interior de las viviendas. Ocho años más tarde pudieron regresar a sus casas. Afortunadamente, en este caso el edificio nunca llegó a caerse.

También en la capital, pero en 1994, el edificio Imperial de la calle de La Marina tuvo que ser derribado porque, apenas 20 años después de su construcción, su estructura se colapsó. La aparición de importantes grietas, las roturas de tuberías y azulejos y los desprendimientos de rodapiés alertaron a los propietarios del inmueble. El 18 de marzo de 1994 el edificio fue desalojado. Al día siguiente, se desplomó la fachada de San Francisco. El 1 de agosto de dicho año, la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz declaró el Imperial en ruina y ordenó su demolición.

El Ayuntamiento de la capital ha advertido en numerosas ocasiones de la necesidad de que los inmuebles pasen la Inspección Técnica de Edificios (ITE), para garantizar la seguridad de sus propietarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine