El belga que amenazó de muerte a una mujer pasa su primera noche en prisión

El titular del Juzgado de Violencia de Género de Arona lo condenó a seis meses de cárcel

13.04.2016 | 10:02

Ayer volvía a pisar un recinto que no le es desconocido, la prisión de Tenerife II. El belga Joel Louis Gilbert Bourlard, de 38 años, detenido el pasado domingo en Guía de Isora entró en la cárcel de El Rosario, después de que fuese presentado ante el titular del Juzgado de Violencia nº 1 de Arona, tras quitarse el dispositivo telemático cuando fue a prestar declaración el pasado 31 de marzo, tras enterarse de que iba a ingresar en el centro penitenciario. Ahora deberá cumplir una condena de 6 meses y 22 días.

De hecho, según relató a la opinión de tenerife Ucanca González, la mujer de 35 años, que ha contado durante diez días con protección de la Guardia Civil las 24 horas del día al estar catalogada como víctima de riesgo extremo, "cuando su letrada la dijo ya sabes Joel si necesitas algo cuando sabes donde me tienes, a lo que él contestó: no te preocupes, arriba tengo conocidos". Desde agosto de 2014 acumula cuatro sentencias condenatorias

Joel Louis Gilbert Bourlard es una individuo bastante violento, particularmente con las mujeres a las que suele maltratar tanto física como psicológicamente. Este fue el caso de Ucanca González, que a los dos meses de iniciar la convivencia con este sujeto en Adeje, recibió continuas amenazas verbales, hasta que la mujer se enteró de que era alcohólico y consumidor de cocaína, tras hallarle una receta médica. Ese día, Joel Louis le quitó 1.000 euros que Ucanca había conseguido ahorrar para alquilar una vivienda en Icod de los Vinos y se los gastó en drogas y alcohol.

Cuando llegó a casa y Ucanca le recriminó su acción, recibió por respuesta un golpe en la parte trasera de la cabeza con la puerta de un armario que arrancó de cuajo. Como quiera que el perro de la víctima trató de defenderla, Joel lo mordió y le arrancó parte de una oreja. La agresión no fue a más ya que un amigo del agresor acabó por interponerse y evitó males mayores. Ante ello, la muchacha decidió dejar la relación y aprovechó para irse a Bélgica a devolverle 10.000 euros que los padres de Joel le habían ingresado en la cuenta a cambio de comprar su silencio y posteriormente, trasladarse a vivir a Francia. Sin embargo, el agresor la localizó en el país galo y tras retirarle la documentación personal la amenazó "o te vienes por las buenas o por las malas". Ante este dilema Ucanca optó por la primera. A los dos días de llegar a Bélgica la amarró a la cama y la encerró bajo llave mientras Joel Louis se iba a trabajar. En una de sus múltiples borracheras le pudo quitar la llave y huir hasta Valladolid. De ahí regresó hasta Adeje, donde Joel continuó amenazándola a través del teléfono y de mensajes de whatsapp.

Harta de tantos malos tratos Ucanca González denunció los hechos en diversas ocasiones, que finalmente le han costado la cárcel a su agresor, que llegó a quitarse la pulsera telemática que lo tenía controlado y a vivir los últimos cuatro días de libertad en una vivienda semiderruida en Guía de Isora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine