Continúa la búsqueda del belga que maltrató y amenazó a su expareja

Ucanca González cree que podría estar recibiendo ayuda de unos amigos italianos dedicados al ´time-sharing´, motivo por el que cumplió condena

10.04.2016 | 16:35
Joel Louis Gilbert Bourlard.

La Guardia Civil continuaba ayer buscando intensamente a Joel Louis Gilbert Bourlard, el belga de 38 años que tiene amenazada de muerte a su expareja, Ucanca González Arias, a la que sentenció con la siguiente frase: "No pararé hasta matarte". Este individuo huyó el pasado 31 de marzo cuando prestaba declaración en el Juzgado de Violencia de Género de Arona. Joel Louis aprovechó un receso del tribunal para salir a la calle, tras conocer que iba a cumplir una condena de nueve meses de prisión, ya que había vuelto a quebrantar la orden de alejamiento que le impedía acercarse a la que había sido su pareja. El buscado aprovechó para quitarse el dispositivo telemático cuyo rastro se perdió en Arona.

Joel Louis Gilbert Bourlard cumplió pena de prisión por un tema relacionado con el time-sharing y en Bélgica tuvo colocada otra pulsera tras ser imputado por tenencia ilícita de armas de fuego así como por actos violentos.

Como se recordará, tal y como adelantó la opinión de tenerife, Joel Louis no ha asumido la ruptura con su pareja, a la que llegó a raptar durante quince días en Bélgica tras localizarla en Francia. Dos días después de reiniciar la relación, la encerró bajo llave y la mantuvo atada a la cama, hasta que Ucanca González pudo escapar. El raptor la amenazó tras retirarle la documentación con la frase: "O vienes por las buenas o por las malas". A la muchacha no le quedó más camino que optar por la primera. Cuando llegó a Tenerife y al ver que lo había dejado, Joel Louis no aceptó este hecho y comenzó el acoso, tanto telefónico como a través de whatsapp. Incluso, llegó a efectuar el símbolo de que la matarían, pasándose la mano por el cuello, cuando inexplicablemente ambos fueron citados a la misma hora y día en el Juzgado de Icod, cuando fue detenido la primera vez por la Guardia Civil del puesto de Buenavista del Norte, que lo localizó en Garachico. Además, le robó a su expareja 1.000 euros, que se gastó en cocaína y alcohol y que la mujer había ahorrado para un alquiler.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine