La Unipol detiene a dos hombres por vender crack en Santa Clara

Un dispositivo especial hizo un seguimiento a las actividades de los arrestados que aprovechaban un local social del barrio para el trapicheo

07.04.2016 | 10:05

Agentes de la Unipol de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detuvieron, la pasada noche, a dos individuos que se dedicaban a la venta en pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes en el barrio de Santa Clara de Ofra. A los arrestados se les intervinieron 68 gramos de crack preparados para su venta, así como 350 euros y un teléfono móvil. Los detenidos fueron identificados como A.B.Q.F., de 26 años de edad y D.R.R., de 45 años. Éste último cuenta con numerosos antecedentes por hechos delictivos entre los que destaca un intento de homicidio, violencia de género, maltrato y amenazas.

Los agentes dispusieron un servicio de vigilancia en los alrededores de un local social del barrio debido a las numerosas quejas del vecindario sobre el aumento del trapicheo de sustancias estupefacientes en la zona. Un equipo de paisano vigiló el lugar de manera discreta hasta que pudo observar hasta dos pases de droga en las que estuvieron implicados los arrestados. De hecho, el equipo uniformado que daba cobertura a este servicio interceptó a uno de los compradores, de 45 años de edad al que se le levantó un acta administrativa por tenencia y consumo de drogas.

El sistema utilizado por los arrestados era realizar la transacción en el interior del local social, en un apartado y mientras aparentaban jugar en un futbolín. A continuación los compradores se dirigían a los servicios del citado local y consumían la sustancia estupefaciente. Todo este procedimiento fue observado por los agentes que avisaron al resto de la dotación que, posteriormente realizó los arrestos. Los policías locales procedieron a detener a ambos individuos en la plaza próxima al local, además del arresto, en el cacheo superficial se encontró en poder de uno de ellos 4 bolsas de crack.

A la vista de la situación se requirió la presencia de la subunidad canina, que centró su trabajo en la zona próxima al futbolín. El guía canino y el perro especializado encontraron hasta 64 bolsas, de un gramo cada una, que contenían la sustancia estupefaciente escondida en diferentes puntos del futbolín.

A continuación se trasladó a los detenidos hasta un centro de salud y, posteriormente, hasta las dependencias policiales donde quedaron a disposición de la autoridad judicial pertinente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine