Siniestro

Dos españoles mueren en un accidente de tráfico en Cuba

Las víctimas, un matrimonio de Oviedo, fallecieron en la carretera cuando se dirigían al concierto de los Stones

28.03.2016 | 10:41
Dos españoles mueren en un accidente de tráfico en Cuba

La histórica actuación de los Rolling Stones en Cuba quedará asociada en la memoria de muchos ovetenses a un trágico suceso. El pasado viernes Javier Ramón Martínez Romero y Eva Rodríguez Pérez, matrimonio y ambos ovetenses, circulaban en coche hacia La Habana, para asistir a la actuación del grupo británico, cuando encontraron la muerte en la carretera. Sus familiares en Oviedo recibieron la noticia el viernes por la tarde. Este sábado salieron en viaje hacia la isla para hacerse cargo de los cuerpos de la pareja y recoger a su hija, la pequeña Alicia, de cinco años, que había quedado al cuidado de un matrimonio amigo, también español, mientras sus padres iban al concierto.

El matrimonio perdió la vida al colisionar contra otro vehículo, un autobús según versiones de algunos allegados, aunque la familia no confirmó este dato. Sucedió cuando circulaban en dirección a La Habana, en coche, para asistir al concierto gratuito que los Rolling Stones dieron anteayer viernes en la ciudad deportiva de La Habana.

Javier Ramón Martínez Romero había nacido en la capital asturiana en 1973 y tenía 42 años. Había estudiado en el colegio Auseva y se había formado como ingeniero técnico de minas en la Universidad de Oviedo. Su trabajo, en una multinacional francosuiza del sector de la construcción, lo condujo hasta Sevilla, donde residió con su mujer y su hija los últimos años antes de trasladarse a Cuba.

Eva Rodríguez Pérez, nacida también en Oviedo en 1976 y de 39 años de edad, se formó con los jesuitas, en el colegio San Ignacio, estudió Derecho y trabajaba desde hacía años como funcionaria de Justicia en la capital andaluza.

Al llegar a Cuba, donde su empresa participa en la construcción de varios hoteles, Javier Ramón Martínez Romero se instaló en Cayo Coco. Dejó en España a su esposa y a su hija, que aún era un bebé cuando él se fue. Quienes lo conocían cuenta que le pesaba la separación pero que, como era de esperar por su carácter extrovertido y animoso, se adaptó bien a sus nuevas circunstancias.

Transcurridos más de dos años, y en vista de que aún había trabajo para él en la isla, la familia decidió dar el paso de reunirse. Eva Rodríguez Pérez dejó su puesto en los Juzgados de Sevilla y emprendió el viaje a Cuba con su hija hace apenas un par de meses, el pasado enero. Acababan de instalarse en el nuevo destino de Javier Ramón Martínez, en un lugar próximo a Cayo Coco, donde él tenía su domicilio inicialmente, durante el tiempo que pasó solo en la isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine