Prisión para el autor de siete robos en domicilios de La Vuelta de Los Pájaros

Fue sorprendido por una dotación del 091 de la Policía Nacional cuando caminaba portando una espada de grandes dimensione

23.03.2016 | 10:17
Prisión para el autor de siete robos en domicilios de La Vuelta de Los Pájaros

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de nacionalidad española que responde a las iniciales B. R. S. como presunto autor de siete robos con fuerza en domicilios de la zona de Vuelta de Los Pájaros de la capital tinerfeña.

En una nota de prensa la Policía Nacional señala que el detenido fue localizado de madrugada, tras una llamada al 091, caminando por la vía pública, portando una espada de gran tamaño, que los agentes le arrebataron, y que momentos antes había robado del interior de una vivienda de la Calle Luis Estremera del citado barrio capitalino.

Tras la investigación llevada a cabo por la Policía se le ha imputado la autoría de otros seis robos más, algunos de ellos cometidos cuando los propietarios se encontraban en sus casas, siendo además sorprendido por éstos, lo que tenía muy preocupados a los vecinos de la zona. La nota añade que el detenido fue trasladado al juzgado de guardia que decretó su ingreso en prisión.

Precisamente, mañana hace un año que una familia del santacrucero barrio de La Vuelta de Los Pájaros que fue víctima de un atraco, perpetrado por una pareja de delincuentes, que tras propinar una paliza a una anciana, le sustrajeron más de 20.000 euros al tiempo que raptaban al jardinero al que se llevaron como rehén en el maletero de un coche.

En el suceso, una mujer de más de 80 años, que se encontraba en el domicilio, fue golpeada para que revelara donde estaba la caja fuerte. Además, el jardinero, que era único varón que en esos momentos se hallaba en el interior del chalé asaltado, fue introducido en el maletero de su propio coche y llevado como rehén por los delincuentes, que utilizaron el turismo para huir.

Una pareja de jóvenes se presentó en el chalé de Santa Cruz, presumiblemente después de haberlo estudiado para planificar el golpe. Tocaron el timbre y el jardinero, un hombre de mediana edad, los atendió. Nada más abrir la puerta se abalanzaron sobre él, lo amordazaron y le ataron las manos con una brida. Con el objeto de que esta persona no les molestase la introdujeron en el maletero de su propio coche. Con el campo libre buscaron al resto de inquilinos que en esos momentos se hallaban en su interior. Dentro, encontraron a la propietaria, una mujer de entre 80 y 85 años. Los delincuentes, para evitar se reconocidos llevaban sus rostros cubiertos con pasamontañas y cubrían su cabeza con sendas sudaderas. Sin apenas mediar palabra, los delincuentes amenazaron a la anciana para que les revelara donde guardaba el dinero. Como quiera que la mujer, en un primer momento se resistió, estos dos delincuentes que tenían acento canario y eran jóvenes, comenzaron a propinarle un rosario de golpes para doblegar su voluntad.

Introducido en el maletero

Finalmente, consiguieron su propósito. La víctima les reveló que en la parte superior del inmueble había una caja fuerte, por lo que el resto fue que les facilitaran la llave.

Una vez abrieron la misma se apropiaron de más de 20.000 euros en efectivo, así como numerosas joyas de gran valor tanto económico como sentimental y que no han podido ser cuantificadas. Tras conseguir el botín emprendieron la huida. Para ello, se valieron del turismo propiedad del jardinero, quien durante el atraco había permanecido inmovilizado dentro del maletero. Los delincuentes condujeron el turismo por la carretera general Santa Cruz-La Laguna y al llegar a la altura de la clínica San Juan de Dios, abandonaron el vehículo para continuar su huida. Probablemente, en ese lugar les estaría esperando un tercer delincuente. Entre tanto, el jardinero pudo salir del coche tras desprenderse de sus ligaduras. Entonces, se dirigió a su domicilio, ya que estaba aturdido por el miedo que pasó en el transcurso de atraco.

Por su parte, la mujer víctima de estos graves hechos logró pedir ayuda en casa de uno de sus hijos, el cual parecer vive en las proximidades y fue esta la persona que dio aviso al Cuerpo Nacional de Policía. Pocos minutos después llegaban al lugar varios radiopatrullas así como el Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte y efectivos de la Policía Judicial quienes se hicieron cargo de las investigaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine