Detenido un hombre por intentar violar y raptar a dos prostitutas en Santa Cruz

El varón le gritó a una de ellas: "Te voy a matar", "quiero violarte", "te voy a llevar a un sitio que no conoces"

21.03.2016 | 23:23

Un hombre que supuestamente intentó raptar y violar a dos mujeres en la capital tinerfeña pudo ser detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía tras la denuncia de una de sus víctimas, que logró escapar del coche donde era trasladada en La Laguna. La víctima abortó su supuesto rapto tras morder la nariz de este hombre de 34 años, según pudo saber la opinión de tenerife en fuentes policiales cercanas al caso.

El primero de los hechos tuvo lugar sobre las 01:20 horas del pasado domingo, cuando la víctima, de nacionalidad nigeriana y que ejerce la prostitución, fue contratada por el ahora detenido. Cuando la víctima, de 30 años, le indicó al cliente que aparcase el turismo en las proximidades de la avenida Ángel Guimerá de la capital tinerfeña, éste hizo caso omiso, negándose y enfilando el coche a través del túnel de la avenida Tres de Mayo para dirigirse hacia La Laguna por la TF-5.

Durante el recorrido y nada más subirse al vehículo, el cliente se dirigió hacia ella con agresividad, quitándole el pantalón a la fuerza e introduciendo una mano en sus partes íntimas varias veces, al tiempo que le tiraba de la camiseta realizando tocamientos en sus pechos. El hombre comenzó a insultarle con frases tales como: "Yo te voy a matar", "quiero violarte", "te voy a dejar preñada y después de voy a matar", "te voy a llevar a un sitio que tú no conoces y te voy a matar"... Todo ello mientras le tiraba del pelo.

Bloqueó los seguros

La víctima le pidió que parase el turismo y que la dejara marchar, a lo que esta persona se negó mientras cerraba los seguros del turismo. En un momento determinado le dijo que mirase en la parte trasera para que ella viese que guardaba un rollo de cable. En ese instante la volvió a amenazar con que la iba a atar para matarla.

La mujer logró asir con sus manos el volante y consiguió detener la marcha del coche. Sin embargo, el cliente continuó golpeándola aunque la mujer consiguió morderle la nariz, ante lo que hombre tuvo que sacar el turismo fuera de la calzada. En ese instante, la mujer consiguió salir rápidamente del vehículo y huir a la carrera.

Un taxista que pasaba por la zona de Agua García, auxilió a la víctima a la cual trasladó hasta la capital tinerfeña, desde donde llamó a la Policía Nacional. En su huida dejó el bolso con sus pertenencias en el coche de este individuo. Además, el presunto autor le arrebató un teléfono móvil con el que pidió ayuda a una amiga. La mujer solo pudo avisar de que dicha persona quería llevarla lejos y ella no sabía a donde. Como datos aportó que se trataba de un chico joven, de pelo largo y lacio negro que llevaba una cinta en el pelo y de complexión más bien delgada. Con estos datos las diferentes patrullas del Cuerpo Nacional de Policía dieron una batida y al llegar al puente de la carretera de El Rosario reciben una llamada de una prostituta que pide auxilio policial manifestando que una compañera acaba de llamarla diciéndolo que un cliente la quería llevar a un sitio que no conocía, cortándose la llamada. Seguidamente ella trató de contactar de nuevo pero el teléfono daba la señal de apagado. Por este motivo, dieron una batida por la zona de Las Teresitas con el fin de dar con el paradero del vehículo al que se subió.

Una hora más tarde cuando patrullaban por la calle José Manuel Guimerá fueron requeridos por dos mujeres, una de las cuales relató que un cliente le había sustraído el móvil y el bolso al tiempo que supuestamente la agredía sexualmente, introduciéndole repetidas veces su mano en su vagina, amenazándola con que si no se dejaba, la mataría. Durante el trayecto la agredió arañándole los pechos y el cuello. Ella se defendió y le mordió la nariz lo que le provocó a este hombre una hemorragia importante y probablemente algún tipo de lesión.

Cuando los policías se dirigían hacia el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria para ver si habían atendido a alguna persona con lesiones en la nariz, observaron en el uno de los márgenes de la carretera una turismo que les infundió sospechas, ya que era el mismo modelo que el que había relatado la víctima. Dentro había una mujer y un hombre. Éste último tenía lesiones en el rostro y nariz y en el salpicadero hallaron un bolso de señora.

La mujer relató que el sujeto había reclamado sus servicios sexuales y que no sabía exactamente donde la quería llevar, pero que había comenzado a hacerle tocamientos cada vez más violentos, aunque el coche se quedó sin gasolina y tuvieron que parar. Además, agregó que el bolso no era suyo.

Los policías comprobaron que se trataba del de la víctima anterior y, además, descubrieron en el maletero y en el asiento trasero varias cuerdas y cables. Interrogado por la procedencia del bolso manifestó no acordarse de nada. Por estos hechos quedó detenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine