Un tinerfeño se recupera del ataque de una jauría de perros en El Médano

Pedro Miranda sufrió mordeduras mientras hacía deporte en los alrededores de una cueva donde una mujer tiene a los canes

07.03.2016 | 11:27
Un tinerfeño se recupera del ataque de una jauría de perros en El Médano

Pedro Damián Miranda se recupera de las heridas por el ataque de una jauría de más de 20 perros que sufrió la semana pasada en El Médano. Los canes le atacaron mientras hacía footing por los alrededores de la boca de un barranco cercano a la localidad. Miranda denuncia que la jauría, compuesta por perros de diferentes razas y tamaños, está cuidada por una señora que "al parecer vive en una cueva cercana a este lugar".
Los canes le mordieron en el tobillo, el gemelo y el muslo de la pierna derecha. La zona donde tuvo lugar el ataque está muy cerca de un colegio y un instituto, por lo que Miranda teme que la jauría se pueda lanzar contra alguno de los menores estudiantes.

Sin atar ni control

"Los perros no están atados y no tienen ningún tipo de control sanitario", manifiesta Miranda. Este hombre señala que los canes siguen a la mujer a todas partes, por lo que pueden atacar en cualquier sitio de la localidad sureña. Asegura que tiene constancia de que ya se han producido varios ataques al menos desde 2014. "No soy el único al que le ha pasado esto. Los perros incluso han mordido a niños de siete y cinco años", aseguró.

Miranda explica que un socorrista que trabaja en la playa de El Cabezo la ve cada mañana acercarse con los perros para que beban agua de las duchas públicas instaladas en los alrededores de la playa.

Después de acudir al centro de salud para que los sanitarios le pusieran las vacunas pertinentes, Miranda se dirigió a la comisaría de la Policía Local de Granadilla de Abona, donde asegura que no le dejaron interponer una denuncia debido a la hora a la que se cometió el ataque. Desde allí se trasladó al puesto de la Guardia Civil, donde finalmente presentó la denuncia.

Miranda también ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Granadilla de Abona la situación. "Me han dicho que tienen las manos atadas porque esta señora es la propietaria de esos animales".

Las autoridades municipales han asegurado que conocen la situación de esta mujer y que han actuado varias veces por los problemas que están ocasionando los canes. Sin embargo, Miranda se mostró sorprendido de que no le hayan confiscado a los animales. "La normativa recoge que para tener más de cuatro perros se necesita tener el certificado de núcleo zoológico y dudo mucho que esa señora lo tenga", mantiene
Mirada expone que esta mujer adopta los perros de la perrera y también recoge a los que se encuentra en la calle. "Se está produciendo un problema sanitario grave, ya que los animales crían allí sin ningún tipo de control", señaló. "Yo creo que no tienen donde poner a los perros y por eso no se los quitan", argumentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine