El estafador que se hace pasar por policía

Tiene en su haber más de 19 diligencias por timos, usurpación de funciones y varias reclamaciones judiciales

22.02.2016 | 02:01
Hipólito Félix Rodríguez Ramos.

El conocido estafador Hipólito Félix Rodríguez Ramos, de 59 años, que ha sido detenido en numerosas ocasiones vuelve a ser buscado por hechos similares. Esta vez engañó a un vecino de Güímar que incluso se ofreció a trasladarlo en su coche particular hasta las proximidades del depósito municipal. A la víctima le timó 300 euros a cambio de la compra de un viejo Ford Fiesta.
Los hechos tuvieron lugar el pasado día 6 del presente mes cuando la víctima fue abordada por el ahora buscado y tras entablar conversación supo que buscaba un coche barato y de segunda mano. Mejor ocasión que esta no se la pudieron pintar a Hipólito que, rápidamente se ofreció a buscarle un coche prácticamente hecho a su medida, un Ford Fiesta que sus compañeros -se hizo pasar por policía local- habían recogido de la vía pública y que nadie reclamaba. ¿El precio? Unos 300 euros. El único problema es que Hipólito no tenía coche y necesitaba que alguien lo trasladase hasta los depósitos municipales. Y la víctima, que ya había picado el anzuelo, se ofreció a ello. Una vez llegaron al lugar, sito en Candelaria, Hipólito le dijo al estafado que le entregase el dinero y que esperase que iba a recoger el coche. El tiempo transcurría y la víctima se quedó sin coche y sin dinero, por lo que presentó denuncia ante la Guardia Civil.

Hipólito Félix Rodríguez Ramos suele llevar gafas de sol, bolso de mano, carpeta con documentos y su modus operandi consiste en ganarse la confianza haciéndose pasar por policía local, en ocasiones de La Laguna, Arona o incluso Santiago del Teide. En ocasiones le cuenta a sus víctimas que es el encargado de cumplimentar las citaciones del juzgado y que por este motivo viste de paisano. Asimismo, ofrece a sus potenciales compradores, por un módico precio, repuestos de vehículos que se encuentran en el depósito municipal y que van a ser desguazados. Una dotación de la Policía Local de la capital tinerfeña lo detuvo por última vez en noviembre del pasado año cuando un chivatazo a la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife lo que permitió su detención en los aparcamientos de Las Retamas, a donde había acudido a visitar a su madre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine