Investigan a un varón que envenenó el agua de abasto y que afectó a una familia

Manifestó a los guardias civiles que lo hizo tras sostener una fuerte discusión con las víctimas y que empleó aceite usado para su coche

17.02.2016 | 12:44

Un hombre de 46 años vecino de San Isidro, Granadilla de Abona está siendo investigado por la comisión de un delito contra la salud pública y otro de lesiones por intoxicar a tres miembros de una misma familia, vecinos del mismo bloque en la citada localidad.

Los hechos se iniciaron el pasado miércoles cuando una varón acudió a las dependencias del puesto principal de la Guardia Civil de Granadilla de Abona y denunció que el día anterior tanto el mismo como su mujer de 28 años y su hija menor de 9 años , tuvieron que acudir a un centro hospitalario de Playa de las Américas, en Arona debido a que sufrían fuertes nauseas, cefaleas y dolores en el abdomen. Allí los facultativos les diagnosticaron a los tres miembros de la familia una intoxicación alimentaria, probablemente por consumo de agua contaminada.

Al conocer los hechos, una patrulla de la Guardia Civil se trasladó al domicilio de las víctimas donde accedieron a los depósitos de agua, realizando una toma de muestras del agua existente en los depósitos, pudiendo comprobar en ese instante, que esta se encontraba contaminada por una sustancia viscosa de color negro, con fuerte olor a lubricante y donde se comprobó que era aceite usado de vehículo. A su vez en esa inspección obtuvieron vestigios que les condujo al reseñado.

Los encargados de la investigación, tras tomar declaración al vecino sospecho manifestó que tras una discusión con los denunciantes, decidió extraer aceite lubricante usado de motor de vehículo y verterlo en el bidón de agua de estos, por lo que quedó en calidad de investigado a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Granadilla de Abona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine