La Guardia Civil investiga la muerte violenta de un hombre en Morro Jable

El fallecido había desaparecido desde el pasado lunes de su domicilio

03.02.2016 | 02:00

La Guardia Civil investiga la muerte violenta de un hombre en la zona de Esquinzo, en las proximidades de Morro Jable. Un turista descubrió ayer por la mañana el cadáver junto a uno de los puentes d de la carretera que une a la capital majorera con el Sur de la isla. Los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis sobre las causas que han provocado el trágico desenlace. Sin embargo, el hallazgo de restos de sangre junto a la barandilla del puente hacen pensar que la muerte pudo no ser voluntaria y en esa tesis trabajan los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

El fallecido fue identificado como Matías G. M., nacido en Uruguay en marzo de 1982, que había desaparecido de su domicilio desde el pasado día 25 de enero. Sus familiares denunciaron varios días más tarde ante la Guardia Civil su desaparición e incluso llegaron a diseñar un cartel con su foto solicitando la colaboración ciudadana. Sin embargo, posteriormente decidieron no colocarlos en los lugares públicos. Matías llevaba muchos años residiendo en la localidad turística de Morro Jable.

Un turista que paseaba por debajo del puente localizó ayer el cadáver que presentaba síntomas de descomposición, lo que hace prever que la muerte se pudo haber producido el mismo día de su desaparición, hace nueve días. Tras dar la voz de alarma se personaron en el lugar de los hechos varias patrullas de la Guardia Civil, miembros del equipo de investigación de Morro Jable, así como agentes de la Policía Judicial de Las Palmas que se encontraban ya en la isla investigando el caso. También acudieron al lugar dos patrullas de la Policía Local de Pájara.

Lo que inicialmente se especulaba como un suicidio se tornó posteriormente en una hipotética muerte no voluntaria, aunque no se descarta ninguna opción. La aparición de rastros de sangre junto a la valla protectora del puente, la posición del cadáver, que se encontraba sobre unos matos y el estado de la ropa que vestía Matías, levantó la sospecha de los investigadores que trabajan para averiguar las causas de su muerte.

Uno de los carriles de la autovía, donde aparecieron los rastros de sangre, fue acordonado y cortado al tráfico para que los agentes pudieran tomar muestras y huellas que pudieran aportar alguna pista sobre lo ocurrido. El cuerpo de Matías cayó desde una altura de cerca de 20 metros aunque se investigan las causas. "Creemos, aunque no de una forma matemática, que cuando cayó al vació estaba muerto, pero hay que esperar los resultados de la autopsia", señalaron fuentes oficiales. Las investigaciones de los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se centra en el circulo más cercano de Matías G. M.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine