El delincuente que sustrajo 7.000 euros de un bingo se entrega en Comisaría

Se trata de un joven de 20 años, que había sido visto en El Toscal; al enterarse por un amigo de que era buscado, se personó en La Laguna

28.01.2016 | 23:34

Un joven de 20 años, que supuestamente hurtó 7.000 euros de un bingo de la capital tinerfeña el pasado fin de semana, se entregó en la tarde del miércoles, en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de La Laguna, al saber que estaba siendo buscado y que los funcionarios contaban tanto con sus datos personales como su fotografía, según pudo saber la opinión de tenerife en fuentes próximas al caso.

El presunto autor del hecho fue identificado como D. J. G., de 20 años, que había sido visto en el barrio capitalino de El Toscal, donde vive su novia. Probablemente, este individuo al detectar la presencia de numerosos agentes que le buscaban con intención de detenerlo decidió pensárselo mejor y entregarse a la Policía.

Una vez en Comisaría manifestó que se enteró por un amigo que un empleado del bingo donde robó estaba difundiendo su foto entre sus amistades para localizarlo y que además, las mismas habían llegado a la Policía.

Al parecer, D. J. G., acudió con el dinero que previamente había sustraído. Como se recordará, esta persona acudía diariamente al citado bingo sito en una céntrica calle de la capital tinerfeña, en compañía de un amigo. Esta operación la repitió al menos un mes. Así, logró ganarse la confianza de todos los empleados a los cuales conocía por sus nombres de pila.

Tal fue el grado de confianza que pronto comenzó a intimar con algunos de ellos. De esta manera les invitaba a tomar café de vez en cuando o bien departía con estos.

Así llegó el día del golpe. El pasado domingo, en horas de mañana, aprovechó cuando los empleados limpiaban el recinto, que las oficinas permanecían abiertas. Al fondo de la misma había una pequeña caja fuerte abierta y en su interior unos 7.000 euros.

En un momento determinado D. J. G., se acercó, tomó el dinero y salió como si tal cosa. Sin embargo, los empleados echaron en falta el dinero y pronto las sospechas recayeron en su persona. Los empleados tenían algunas fotos que se habían hecho con él y con el amigo que siempre le acompañaba. Con estos datos no resultó difícil a la Policía Nacional dar con su filiación. Primero contactaron su amigo al que interrogaron. Luego iniciaron la búsqueda de D. J. G.

El detenido, en unión de las diligencias instruidas será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de La Laguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine