Un sujeto destroza a patadas la Jefatura de la Policía Local de Santiago del Teide

En el momento en que los agentes trataban de reducirlo, les espetó: "Ojito que hay cámaras y lo están grabando todo"

21.01.2016 | 23:15
Los delincuentes reventaron las cajas de varios establecimientos de Tamaimo y Los Gigantes.

Tres individuos que asaltaban viviendas y comercios en la zona de Tamaimo (Santiago del Teide) se enfrentaron a la Policía Local del municipio, los cuales pudieron detener a uno de ellos, que ofreció tenaz resistencia lesionando a dos de los funcionarios. Uno de los policías recibió un cabezazo en uno de sus ojos y el otro, un golpe en las gafas que le afectaron al rostro.

Los hechos sucedieron el pasado lunes cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo por parte de estos sujetos que entraron en un domicilio de la costa y sustrajeron del interior de la vivienda objetos y joyas, apoderándose de las llaves del vehículo y huyendo con el mismo, sin importarles que sus propietarios estuviesen durmiendo.

A las 06:00 horas de ese mismo día, forzaban las puertas de un supermercado de Los Gigantes, donde se apoderaron de diversa mercancía. Al día siguiente volvían a entrar en varios domicilios de Tamaimo y La Caldera.

Finalmente, una patrulla de la Policía Local los sorprendió cuando trataban de acceder a otro establecimiento y los agentes les dieron el alto. Los tres integrantes de la banda emprendieron la huida, pero uno de ellos pudo ser arrestado. Sin embargo, lejos de obedecer las órdenes la emprendió a golpes, por lo que tuvo que ser reducido empleando para ello la fuerza mínima indispensable. En el momento en que iba a ser introducido en el radiopatrulla, propinó un cabezazo a uno de los agentes y al otro le golpeó en las gafas. Mientras era conducido a dependencias policiales, no paró de pegar patadas en el vehículo. Una vez en las dependencias de la Jefatura de la Policía Local de Santiago del Teide, al carecer estas de unos calabozos en condiciones, fue sentado en una silla. Confiados los agentes en que estaba calmado. Repentinamente, se levantó y la emprendió nuevamente contra los funcionarios y el mobiliario, al tiempo que les gritaba: "Ojito con ponerme la mano encima que hay cámaras". Luego pidió que se llamara a la juez de Menores, a pesar de que había cumplido recientemente la mayoría de edad. Para acabar de rematarlo solicitó el procedimiento de habeas corpus, que consiste en un procedimiento jurídico mediante el cual cualquier ciudadano puede comparecer inmediatamente ante el juez para que este determine sobre la legalidad del arresto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine