Hallado el cadáver de un hombre con la cabeza destrozada a golpes y apuñalado

La Guardia Civil y la Policía Local buscan a un joven al que varios testigos vieron abandonar el domicilio poco después del hecho

15.01.2016 | 13:11
Los agentes de la Policía Judicial durante el despliegue de medios para la nspección ocular del homicidio.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Puerto de la Cruz junto con fuerzas del puesto de Icod de los Vinos y la Policía Local de ese municipio norteño buscaban ayer intensamente a un joven, como supuesto autor de la muerte a golpes y apuñalamiento de un hombre de 66 años, vecino de la ciudad de El Drago, conocido como Salvador Luis González ´El Carnicero´, ya que tenía dos establecimiento dedicados a estos menesteres en la calle Key Muñoz y en La Centinela. La víctima apareció con el cráneo destrozado a golpes y con varias puñaladas, según confirmaron fuentes del Instituto Armado a la opinión de tenerife. Los hechos sucedieron en el interior del domicilio de Salvador Luis, que había enviudado hace un año y medio aproximadamente, en la zona de El Mayorazgo, concretamente en la calle Las Adelfas nº 4 y la muerte debió de ocurrir después de las 15:00 horas.

Fue un familiar, uno de los nietos, la persona que alertó al Cecoes del Gobierno de Canarias que a su vez dio aviso a la Policía Local de Icod de los Vinos. Estos se desplazaron hasta el lugar del incidente y comprobaron que en su interior yacía el cuerpo sin vida de Salvador, rodeado de un gran charco de sangre, por lo que de inmediato avisaron a la Benemérita y al Servicio de Urgencias Canario (SUC), que acudió con una ambulancia y el facultativo del centro de salud que confirmó el fallecimiento. Los agentes acordonaron el domicilio y custodiaron el cuerpo hasta la llegada del Equipo de Policía Judicial que llevó a cabo la inspección ocular. Poco después llegaba la comisión judicial y la titular del Juzgado de Instrucción de Guardia de Icod de los Vinos que decretó el levantamiento del cuerpo y su posterior traslado hasta el Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia y de esta manera poder determinar las causas del óbito.

Búsqueda de un sospechoso

Señalar que la víctima era un persona muy conocida en Icod donde regentaba una carnicería en la calle Key Muñoz, esquina Siervo de Dios y uno de sus hijos ha continuado con el negocio familiar en Garachico. Los agentes recabaron información de los testigos y alguno de ellos facilitó información acerca de la huida a la carrera de un joven que iba vestido con una sudadera y portaba una mochila al hombro, por lo que con esos datos varias patrullas de guardias civiles y de la Policía Local se lanzaron a la caza y captura de esta persona, como sospechoso de participar en los hechos. Fuentes policiales manifestaron que podría tratarse de un amigo de una de las nietas del fallecido, identificado como S. D. G., que el próximo 11 de marzo cumplirá 22 años, con el que se relacionó a través de internet y que vino desde la Península.
Salvador era ampliamente conocido en el pueblo y su muerte cayó como un mazazo ya que no se le conocía enemistad con ninguna persona. Lo que sí es cierto es que gozaba de una situación económica desahogada. En cuanto al móvil, las fuentes consultadas manifestaron que era pronto para decantarse por uno, pero que se descartaba como principal el robo y que la víctima sorprendiese a su asesino en el domicilio con el que forcejó y éste acabó con su vida por temor a ser identificado, ya que en principio los familiares no echaron en falta nada de valor ni tampoco la vivienda presentaba señales de haber sido forzada. Por ello, se inclinaban por una venganza al sentirse rechazado por los familiares de su nieta. Al cierre de esta edición la Guardia Civil tenía un fuerte dispositivo tanto de dotaciones de seguridad ciudadana como de la Policía Judicial que continuaban con las diligencias, mientras que otro grupo tomaba manifestación a los familiares en la casa cuartel de la ciudad de El Drago. Apuntar que el principal sospechoso, que al parecer actuó solo no había sido localizado. Se trata de S. D. G., de 1,60-1,65 metros de estatura, complexión gruesa, moreno, con barba y que vestía una sudadera de color oscura, pantalones vaqueros azules, calzado deportivo azul claro de dos tonos de marca desconocida y que estaría implicado en el homicidio. Los investigadores encontraron durante la inspección ocular un palo manchado de sangre con el que se supone que el autor golpeó con saña a su víctima. La titular del Juzgado de Instrucción de Guardia de Icod de los Vinos decretó anoche el secreto sumarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine