ÚLTIMA HORA

Un helicóptero de la Benemérita y el Greim rescatan a una pareja en el Teide

Las víctimas, de nacionalidad belga permanecieron extraviadas en la madrugada de ayer

12.01.2016 | 10:09
El varón, en el momento de ser localizado por los miembros del Greim, quienes tuvieron que prestarle sus prendas de abrigo debido a la hipotermia que presentaba.

El salvamento de ayer llevado a cabo por un helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil y los componentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim), del mismo cuerpo pasará a la historia debido a las enormes dificultades que tuvieron que sortear y que permitieron que el matrimonio belga que se extravió en Las Cañadas del Teide, ya rescatado, lo puedan contar a sus hijos y nietos.

La historia de esta pareja, extraviada a 2.911 metros de altitud en Pico Viejo y que pudo tener un trágico desenlace comenzó con el ocaso del domingo cuando se disponían a bajar del teleférico por el sendero 9. Estos, debido al mal estado en el que se encuentra la señalética se extraviaron, señalar que iban en pantalones cortos y camisetas, por lo que llamaron a su hija a Bélgica y luego ésta al consulado de su país en la Isla que comunicó la incidencia a los bomberos. Una hora más tarde, se ponían los hechos en conocimiento de la Benemérita. Con la llegada de la noche y tras no ser localizados, los bomberos cedían el testigo a los hombres de Ahumada y estos acaban por localizar a los excursionistas en el sendero 9. Son las 03:26 horas. Debido a lo intempestivo del tiempo y a la climatología, había vientos racheados de 35 nudos y reducida visibilidad la travesía se convirtió en un infierno. A medida que pasan las horas, el estado de la mujer, de 72 años va empeorando por lo que se pide a la Central Operativa de Servicios el apoyo del helicóptero. A esa hora, las cinco de la madrugada, los agentes del Greim han tenido que desprenderse de sus prendas de abrigo y cedérselas al matrimonio, especialmente a la señora.
¡La mujer se nos va!

Los agentes, curtidos en miles de rescates observan que el rescate no va a ser posible a pie y que la excursionista cada vez tiene menos fuerza y presenta un cuadro agudo de hipotermia, por lo que piden urgentemente un esfuerzo a los pilotos del BÖ-105 que en esos instantes comienza a arrancar los motores, ya que a través de la radio se escucha ¡la mujer se nos va! Como referencia, los tripulantes un capitán y un teniente solo cuentan con una linterna de los guardias y una luz estroboscópica para hacerles señales. Como plataforma de aterrizaje un pequeño círculo donde apenas caben tres personas. Para agravar más aun el problema el terreno presenta un desnivel de un 40% por lo que la aeronave solo podrá hacer un apoyo parcial sobre uno de sus patines. Tras varios intentos fallidos, los pilotos meten el helicóptero ayudándose con el faro delantero y logran subir a los dos rescatados y a un guardia civil y llegan a la helisuperficie del Hospital Universitario de Canarias sobre las 07:05 horas. Tras descender no hay tiempo que perder. En las faldas del Teide todavía quedan dos guardias civiles, por lo que el helicóptero despega nuevamente, recoge a sus dos compañeros y aterriza en el aeropuerto de Los Rodeos. El rescate ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine