Un chófer muere de un infarto cuando conducía una guagua llena de turistas

Serafín Morón Villar, de 57 años, sufrió un infarto tras coger la desviación desde la autopista GC-1 a Playa del Inglés, en Gran Canaria

03.01.2016 | 11:05

Un chófer de la compañía de transportes Gran Canaria Bus falleció ayer mientras llevaba a unos 50 turistas al sur de la Isla. Serafín Morón Villar, de 57 años, sufrió un infarto tras coger la desviación desde la autopista GC-1 a Playa del Inglés, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, pero tuvo la entereza de evitar un accidente al estacionar en el arcén y detener la guagua sin poner en peligro la vida de los pasajeros. "Sintió un dolor en el pecho y paró. Gracias a que le dio tiempo", explicó un compañero de trabajo de Serafín Morón unas horas después del incidente, todavía afectado por la pérdida e impresionado por la manera en la que se produjo la muerte del conductor, con más de 20 años de servicio para la empresa Gran Canaria Bus, con sede en la capital grancanaria.

Los hechos ocurrieron sobre las 14:18 horas, a la altura de El Veril, en el tramo conocido como Morro Besudo. Allí, en dirección Sur, Serafín Morón se arrimó a la derecha como pudo. Media hora antes había recogido a los turistas en el Aeropuerto de Gran Canaria. Uno de ellos, según fuentes de la empresa, era médico y le practicó maniobras de reanimación, pero esos esfuerzos y los del personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) resultaron infructuosos, pues el chófer entró en parada cardiorrespiratoria y falleció en la carretera pese a la asistencia recibida.

El servicio de emergencias movilizó a uno de los médicos que estaba de guardia en el centro de Salud de Maspalomas, así como una ambulancia de soporte vital básico, cuyo personal auxilió al chófer en el mismo arcén de la vía. También intervino la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine