Los restos hallados en un barranco de Fasnia son de un polaco desaparecido

Su familia presentó una denuncia en la comisaría de Policía de La Laguna el pasado mes de febrero

08.12.2015 | 02:33
Karol Filipiuk en un álbum familiar.

Un año ha durado la localización del joven polaco Karol Filipiuk, del cual se desconocía su paradero desde el mes de diciembre de 2014 en que llegó a la Isla. Ayer la Guardia Civil confirmaba que el cadáver que fue localizado el día 11 de julio en el Barranco de Herques en Fasnia, el cual no pudo ser identificado debido al estado de momificación que presentaba, tras gestiones realizada por la Unidad Técnica de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Madrid, correspondían a los del joven Karol Filipiuk, de 23 años, que llegó al aeropuerto Tenerife Sur en un vuelo de la compañía Rynair el 11 de diciembre de 2014.

Para conseguir esta identidad se obtuvieron muestras de ADN de una persona residente en Polonia de un familiar del desaparecido, y que después del cotejo del mismo dieron resultado positivo por el Instituto Nacional de Toxicología de Canarias.

El último mensaje de Karol a su madre lo hizo utilizando el sistema Skype y fue el día 23 de diciembre de 2014 a las 17:23 horas. Al parecer, el 17 de enero trató de ponerse en contacto a través de este mismo medio. Karol Filipiuk escribió a las 17:23 horas a su madre: "Estoy en un lugar cubierto de nubes en esta parte de la isla, pero me voy a volver a la parte soleada. Me edificaré una choza para hacerme una casa. Estoy agotado ya que he estado caminando. Traté de subir al Teide, pero finalicé en la base con la puesta de sol. No podía permitirme el lujo de subir en el teleférico y por la noche hace mucho frío aquí, los grados han bajado y el viento sopla fuerte. Ello me ha obligado a regresar y encontrar un lugar donde calentarme". -El desaparecido durmió esa noche en una cueva del municipio de Vilaflor que fue localizada por sus familiares y donde había restos de una hoguera-. La conversación continúa. "Te extraño mucho. He estado pensando en el futuro y es difícil hacerlo solo. Me gustaría mucho volver a Polonia a finales de enero o bien a principios de febrero. Generalmente el ferry a la Península cuesta 150 euros. También vi los billetes de avión y salen 70 euros. ¿Por qué no coges el teléfono?" Su madre le respondió posteriormente. "Hola hijo estamos volando hacia el aeropuerto de Tenerife Sur y aterrizaremos sobre las 17:00 horas. A partir de ahí vamos a ir a Las Galletas".

Cuentan con un amigo que tiene una embarcación con la que iban a dirigirse a La Gomera-. Karol parece ser que compró un billete de ida pero no estaba seguro de cuánto tiempo podría quedarse en la Isla. Los padres contactaron varias veces desde que llegó a Tenerife y siempre dijo que estaba bien, pero un poco solo. Él estaba en el norte de la Isla y no tenía mucho dinero, pero estaba esperando una transferencia bancaria. Sabía que podía contar con la ayuda de sus padres pero trataba de no gastar mucho. Su familia llegó a Tenerife el 18 de enero acompañada de su hermano más pequeño pero no encontraron a Karol Filipiuk, por lo que interpusieron la correspondiente denuncia ante la Comisaría de Policía de La Laguna el día seis de febrero del presente año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine