Investigan el abandono y maltrato de una perra en Lanzarote

Las pesquisas del Seprona se iniciaron tras conocer, a través de las redes sociales, el hallazgo de un podenco en Arrecife con graves lesiones en su cabeza

24.11.2015 | 13:48
Investigan el abandono y maltrato de una perra en Lanzarote

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Lanzarote investiga a un hombre, de nacionalidad española y 48 años, por ser el presunto autor de un delito contra la fauna, de abandono y maltrato a una hembra de podenco canario lesionada.

Las pesquisas del Seprona se realizaron el pasado fin de semana tras conocer, a través de las redes sociales, el hallazgo de un podenco en Arrecife (Lanzarote) con graves lesiones en su cabeza.

La Guardia Civil, junto con la Unidad de Protección Animal de la Policía Local de Arrecife, identificó al dueño del animal a las pocas horas de su hallazgo gracias a la información del microchip del podenco.

La Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas ha comunicado hoy que en la tarde del pasado viernes un ciudadano recogió al animal herido en la carretera y lo trasladó a una clínica veterinaria para que fuera atendido.

Con posterioridad, una asociación protectora de animales denunció el maltrato del animal en una conocida red social y aportó fotografías del estado de la podenco, momento en el que el Seprona conoció del hecho.

Tras indagar, el Seprona comprueba que las lesiones que sufre la perra se habían producido al menos 72 horas antes de su hallazgo.

Las lesiones del animal más destacadas son la pérdida de ambos ojos, tres fracturas craneales y heridas contaminadas con larvas de mosca, con una grave infección.

'Tata', nombre de esta podenco hembra en la base de datos de Zoocan, fue intervenida para extirparle los ojos y, hasta ahora, evoluciona de forma favorable. Su custodia está a disposición judicial.

La Guardia Civil también informa que el animal tuvo cuatro propietarios diferentes en los últimos seis meses y que todos la utilizaron para la caza.

Las penas que contempla el delito de abandono de animal con peligro de su integridad es una multa que oscila de 1 a 6 meses y, además, podría imponerse pena de inhabilitación especial de tres meses a un año en el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con la fauna.

El propietario del animal, de iniciales J.L.A.R., junto con las diligencias originadas por la investigación, está a disposición del juzgado de guardia de Arrecife, concluye la nota de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine