Manda al hospital a un atracador que le intentó apuñalar al descubrirlo en Adeje

La víctima quedó tendida en el suelo y exclamaba "me lo tengo merecido"

20.11.2015 | 23:24

Esta vez le salió mal. Un atracador que llevaba dos días actuando en Adeje se encuentra hospitalizado, tras enfrentarse a una de sus víctimas que en la noche del jueves lo reconoció cuando se topó con él en una estación de servicios del municipio sureño.
El atracador, identificado como J. C. T. G., de 41 años, resultó tan mal parado que actualmente se encuentra ingresado en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, donde al parecer tendrán que reconstruirle parte del rostro.

Los hechos sucedieron poco después de que intentase robar en la tienda Azúcar, en la avenida de La Constitución, en Adeje, donde la propietaria la hizo frente con un teléfono móvil y lo puso en fuga.

Se da la circunstancia de que J. C. T. G., supuestamente había atracado el miércoles un supermarket donde tras intimidar al empleado con un cuchillo de cocina de más de 20 centímetros consiguió hacerse con un botín de 100 euros.

El jueves se presentó con el mismo cuchillo en la tienda de repostería Azúcar e intentó atracar a la propietaria. Sobre las 19:15 horas aproximadamente se presentó un varón de entre 40 y 45 años que cubría su rostro hasta los ojos con el jersey y portando un cuchillo de unos 30 centímetros de largo, tipo jamonero. El ladrón le dijo ´dame la caja´ y la propietaria le contestó ¿cómo te voy a dar la caja? E hizo ademán de pegarle con el móvil que tenía en una de sus manos. Al mismo tiempo que le decía ¿tú estás loco? En ese momento el atracador salió huyendo velozmente sin poder apoderar de ningún botín.

Horas más tarde, el trabajador del supermercado que había sido víctima de este mismo sujeto lo identificó y lo siguió. Sin embargo, J. C. T. G. se percató y en un momento determinado se dirigió hacia su perseguidor al que amenazó con el arma blanca. Muy bueno no debería ser ya que mientras la blandía se cortó en uno de sus dedos por lo que tuvieron que darle cuatro puntos de sutura. En ese instante, el joven empleado se abalanzó y consiguió desarmarlo y arrojarlo al suelo, donde se defendió con tan mala suerte para el caco que fue el peor parado. Una vez reducido, este ciudadano llamó a la Policía Local y a la Guardia Civil, una de cuyas dotaciones apareció poco después. Este joven se presentó ante los agentes y les dijo "he sido yo y esta persona fue la que me atracó y ha intentado pincharme". En el suelo yacía, dolorido, J. C. T. G., que manifestó a los guardias civiles "me lo tengo merecido".

El presunto atracador tenía encima el cubre cuellos con el que tapaba su rostro y el cuchillo. Fue evacuado primeramente a un centro hospitalario de Playa de las Américas pero debido a las lesiones en el rostro, los facultativos recomendaron su traslado hasta el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, donde han de reconstruirle algunas partes del rostro.

J. C. T. G., natural de Santa Cruz de Tenerife tiene dos antecedentes, uno por una alcoholemia positiva y otro por un robo con fuerza en las cosas. El detenido quedó en libertad con cargos. La Guardia Civil del puesto de Adeje remitió las diligencias al Juzgado de Instrucción de Guardia de Arona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine